jueves. 30.06.2022

Costes por las nubes, rentabilidad por el suelo

La crisis de precios y los problemas de suministro de las materias primas encarecen los costes del sector un 43%
                      El coste de los materiales para la construcción pone contra las cuerdas a las cuentas del sector. DL
El coste de los materiales para la construcción pone contra las cuerdas a las cuentas del sector. DL

Los costes que tiene que asumir el sector de la construcción están en máximos históricos. Ya llevaban una tendencia ascendente, pero la crisis energética y los problemas de suministro agudizados por la guerra de Ucrania han venido a poner las cuentas del sector contra las cuerdas. El incremento del coste de las materias primas, la energía, el combustible y la rotura de la cadena de suministro han disparado los costes del sector en más del 40%, lo que ha obligado a muchos promotores a paralizar las obras que no habían empezado, y a otros a asumir que los contratos firmados (tanto en edificación como en obra pública) van a dejarles en el mejor de los casos márgenes muy inferiores a los previstos. Si estos costes se trasladarán al precio de la vivienda, que ya vive también una fuerte tendencia al alza, es el debate que está sobre la mesa.

La Confederación Nacional de la Construcción cifra en un 40% el número de empresas que han tenido que paralizar las obras previstas, o renunciar a ellas directamente. Eso las que han podido, porque las promotoras con obras ya iniciadas que tienen cerrados sus contratos de ejecución no pueden dar marcha atrás ni variar las condiciones, y eso tendrá consecuencias.

Para hacer frente a las dificultades el Gobierno puso en marcha el Plan de Rehabilitación de la Vivienda y Regeneración Urbana, dotado con 6.820 millones de euros procedentes de los fondos de recuperación Next Generation. Y se comprometió a revisar al alza los contratos públicos firmados.

los precios

Según los datos de Seopan, la patronal de las grandes constructoras, desde enero del 2020 hasta marzo del 2022 la electricidad se ha encarecido un 1.224 %, el gas otro 1.163 % y el petróleo un 84 %. Además en ese mismo período el precio de la madera aumentó un 227 %; el del aluminio, un 125 %; un 93 % el acero, y otro 77 % el cobre.

Las dos grandes asociaciones de constructores reclaman nuevas medidas, como una actualización del decreto aprobado en marzo que permite la revisión de hasta el 20% del presupuesto en las obras públicas si algunos materiales suben más de un 5%, ya que consideran que excluye a casi todos los contratos firmados en el 202; y además que deja fuera la energía, pese a que en muchos trabajos supone el 30 % de los gastos.

El sector advierte de que la paralización que esta situación está provocando en las obras es alarmante, y puede incluso poner en peligro la recuperación económica en marcha tras el frenazo provocado por la pandemia.

Costes por las nubes, rentabilidad por el suelo
Comentarios