viernes 3/12/21

El covid oculto en el cáncer

Un 2% de los pacientes oncológicos que iban a iniciar un tratamiento de quimioterapia en el Hospital de León entre el 1 de julio y el 15 de septiembre de 2020 presentaron covid asintomático
oncologia
García Palomo, jefe de Oncología, Ana López, oncóloga, Isabel Fernández Natal, análisis clínicos, Mariana López, oncóloga y Ana González, farmacéutica de microbiología. MARCIANO

carmen Tapia

LEÓN

Casi el 2% de los pacientes oncológicos del Hospital de León a los que se les iba a administrar un tratamiento contra el cáncer potencialmente inmunosupresor presentaron una infección asintomática por SARS-CoV-2. Los resultados forman parte de un estudio que incluyó a 340 pacientes a los que se recogieron diversas variables clinicopatológicas que fueron extraídas de su historia clínica oncológica. 48 horas antes de inicio del tratamiento se les realizó un análisis de PCR cuantitativa sobre una muestra nasofaríngea del virus SARS-CoV-2 y serología IgM e IgG mediante Elisa, que detecta anticuerpos frente al virus. Según los resultados obtenidos, el oncólogo responsable del paciente tomó la decisión de pautar tratamiento o retrasarlo 14 días, siempre antes de que el paciente estuviera físicamente en el servicio de Oncología». La investigadora principal del proyecto, Ana López, destaca la importancia de este ‘Estudio observacional prospectivo del cribado de la infección por SARS-Cov-2 (covid-19) en pacientes con cáncer sometidos a tratamiento potencialmente inmunosupresor’, un proyecto de la convocatoria extraordinaria de la Gerencia Regional de Salud para el segundo semestre de 2020. El proyecto fue seleccionado como uno de los ganadores con un presupuesto de 7.107 euros.

Aquellos casos con PCR positiva fueron avisados telefónicamente para que quedaran en aislamiento domiciliario y se les indicó que se pusieran en contacto con el servicio de Atención Primaria para el seguimiento de los pacientes y el rastreo de contactos.

Además de indentificar a los pacientes oncológicos infectados pero asintomáticos, «los resultados del estudio contribuyen a detener la propagación de la infección mediante el aislamiento de estos pacientes y sus contactos, la protección del personal sanitario de la exposición a pacientes potencialmente contagiosos, disminuyendo así la incidencia de covid-19 en el personal sanitario», asegura Ana López, la investigadora principal, que ha contado con el apoyo de la colaboración de los investigadores

Mariana López Flores, Luis Felipe Sánchez Cousido, Ana González González, Belén Matilla Fernández, Isabel Fernández Natal y Andrés García Palomo.

Entre los objetivos conseguidos, el equipo destaca también la contribución a la protección del personal sanitario de la exposición a pacientes potencialmente contagiosos. «Aunque no tenemos datos comparativos para poder realizar una afirmación robusta, creemos que hemos podido contribuir a la disminución de la morbimortalidad por infección por SAR-CoV-2 en pacientes oncológicos al no pautar tratamientos en aquellos con PCR positiva».

Un 62,80% de los pacientes analizados eran mujeres. Un 55% tenían estadios avanzados de la enfermedad. En este grupo de población se encontró a seis pacientes con PCR positiva (1,8%). Uno de ellos desarrolló síntomas, necesitó ingreso hospitalario y falleció después. De los otros cinco pacientes, cuatro tuvieron una PCR negativa a los 14 días. El 3,6% de los pacientes (12) tenían una IgM positiva y un 5,3% (18 pacientes) una IgG positiva.. A cinco de estos 18 últimos se les repitió la serología y cuatro son negativos en un tiempo medio de cuatro meses. «En nuestro medio, casi un 2% de ellos presentaban una infección asintomática. Además, los primeros datos indican que el tiempo de duración de los anticuerpos IgG es menor que los de la población general. Se necesita un mayor tiempo de seguimiento de estos pacientes para poder sacar conclusiones más robustas. Es fundamental testar frente al SARS-CoV-2 a los pacientes oncológicos que iban a recibir tratamiento para disminuir así su morbimortalidad».

La metodología y el estudio realizado ha servido para implementar en el servicio un protocolo de actuación que se mantendrá en el tiempo para detectar pacientes con covid asintomático. «Hemos conseguido realizar un registro prospectivo de pacientes oncológicos en los que se evalúe su situación inmune frente al virus. También hemos logrado conocer los tiempos en los que los pacientes oncológicos negativizan una PCR positiva frente a SARS-Cov-2».

El covid oculto en el cáncer
Comentarios