viernes 21/1/22

El escritor norteamericano Nana Kwame Adjei-Brenyah, ganador del premio PEN/Jean Stein y considerado como uno de los cinco mejores autores menores de 35 años por la National Book Foundation, ha dicho este lunes que sus distópicos relatos de Friday Black mezclan «humor con seriedad, oscuridad y violencia». El joven narrador, nacido en 1991 y cuyo mentor es el escritor George Saunders, ha aseverado que la distopía le ayuda a «ser mucho más directo, más agudo» con respecto a aquello que le interesa, además de permitirle «ser divertido, jugar con una idea, evidentemente, relacionada con algún tipo de cuestión política, económica o social».

Publicados en castellano por Asteroide, los doce relatos de Friday Black también le llevaron a ser finalista del National Book Critics Circle’s John Leonard al mejor debut.

En estas historias, tanto relata lo que ocurre en un centro comercial donde los compradores luchan a muerte por conseguir un producto de rebajas, como muestra a un hombre que amplía o reduce su negritud, en función de su vida social, o se va hasta un parque temático en el que hombres racistas se juegan a tomarse la justicia por su mano. Hijo de una familia procedente de Ghana, él nació en el barrio de Queens y ha precisado que sus relatos surgen de intentar «descubrir» quién era él «como adulto, como artista, llegando a un punto de conciencia más agudo sobre las desigualdades y las diferencias» que han afectado su vida y la de sus padres.

Cuentos distópicos
Comentarios