jueves 19/5/22
RAMIRO

En las paredes se acaban entremezclando los mensajes, los garabatos, los grafitis... hasta el punto de que resulta complicado entender los mensajes. En este caso sí hay una queja concreta: «La policía no nos deja patinar». Y parece clara la razón...

UNA CURIOSA QUEJA QUE SE OCULTA ENTRE TANTO PINTARRAJO
Comentarios