domingo 13/6/21
La última del Diario

De León al cielo

El Llano de las Ovejas, a 1.946 metros, a los pies del Teleno, es uno de los enclaves recomendados para hacer astroturismo en el Día Mundial de la Astronomía, que se celebra el día 15
astro
Un hombre observa el cielo estrellado. PETER KOMKA

¿Qué diferencia hay entre un cometa y un asteroide? ¿sabría distinguir un satélite de una estrella?. El Día Mundial de la Astronomía, que se celebra el sábado 15, es una buena excusa para mirar al cielo.

La directora adjunta de la División Ciencias de la Tierra de la Nasa, Sandra Cauffman, considera que «el progreso humano está en la exploración del espacio con una mirada al mundo como un sistema global». En una sesión ‘online’ organizada por el grupo Women for Science and Technology de la Universidad de Navarra, la ponente, que lleva trabajando más de 30 años en la Nasa, explicó ayer la importancia que tiene la exploración del espacio para poder entender dónde estamos y conocer mejor el planeta Tierra. Para los que buscan sensaciones más próximas al cielo pero con los pies en la tierra, la plataforma de alquiler Indie Campers, recoge algunas de las carreteras más altas de España que conducen hasta los lugares para estar más cerca de las estrellas. Una de ellas está en León, en el Llano de las Ovejas, en el puerto de Portillinos, a 1.946 metros a los pies del Teleno y en el límite del Bierzo con La Cabrera. Tras la caída del estado de alarma, que acaba con el foncinamiento perimetral, la plataforma recomienda otras carreteras del país para disfrutar de las estrellas al aire libre

Carretera A-395, Pico veleta (Granada). En Granada está no sólo la carretera más alta de España sino de Europa, ya que asciende a más de 3.300 metros de altura. Esta carretera conduce hasta Pico Veleta, el cuarto pico más alto del país, ubicado en Sierra Nevada y uno de los mejores destinos de España para disfrutar de las estrellas. Allí, se pueden hacer rutas de senderismo, salidas organizadas para ver amanecer o atardecer desde la montaña o visitar su observatorio.

* Carretera TF-21, El Teide (Tenerife). Esta carretera conduce hasta la base de la montaña más alta de España, El Teide, situada en la isla de Tenerife (Canarias). Más concretamente, lleva hasta Montaña Blanca, que se encuentra a más de 2.700 metros de altitud y, a partir de la cual, surge una carretera no asfaltada y de acceso cerrado cuya ruta lleva hasta la cima. No obstante, no hace falta subir al pico para disfrutar de las estrellas pues, desde cualquier punto del Parque Nacional, se disfruta del cielo nocturno sin contaminación lumínica. Eso sí, si buscamos el mejor lugar para observar el firmamento hay que subir al Refugio de Altavista, que se considera uno de los mejores lugares del mundo para ver las estrellas.

* Carretera M-601, Bola del Mundo (Madrid). Esta carretera de la Sierra de Guadarrama (Madrid) lleva hasta la Bola del Mundo, la montaña más occidental del cordal montañoso de Cuerda Larga. Subiendo por la carretera hacia el Puerto de Navacerrada se asciende a más de 2.250 metros de altitud para disfrutar de increíbles vistas de la Sierra de Madrid y, también, del cielo nocturno que ofrece esta zona aislada. En la estación de Valdesquí, situada debajo de la Bola del Mundo, se organizan distintas actividades y jornadas de astroturismo en las que, aparte de observar el cielo, se aprende sobre los cuerpos celestes y el Universo.

* Carretera AL-871, Calar Alto (Almería). Esta carretera lleva, a más de 2.100 metros de altitud, hasta el Observatorio de Calar Alto, que es el observatorio astronómico más grande de Europa. Allí, se encuentra Calar Alto, que es el monte más alto de la Sierra de los Filabres en Almería y uno de los mejores lugares para observar las estrellas. El Observatorio suele organizar actividades tanto de día como de noche para poder disfrutar de las ventajas que tiene observar el cielo nocturno en un entorno tan aislado.

* Carretera A- 2627, Puerto del Ampriu, Valle de Benasque (Aragón). Esta carretera conduce hasta el puerto de montaña del mismo nombre que se encuentra a más de 2.200 metros. La carretera asfaltada solo llega hasta poco más de 1.900 metros de altura por lo que hay dejar el coche en el aparcamiento de la zona y caminar un poco por el camino de grava que nos lleva hasta el verdadero puerto.

De León al cielo
Comentarios