lunes 23.09.2019

Seis desafíos de hoy que miran hacia el futuro

Seis desafíos de hoy que miran hacia el futuro

P.R.B. | LEÓN


En el Colegio Jesuitas de León «queremos insistir en los grandes desafíos que la educación de hoy nos plantea y que, por otra parte, el padre general de la Compañía de Jesús (Arturo Sosa) planteó en Río de Janeiro en 2017 a los delegados de Educación de todo el mundo de la Compañía de Jesús. Son desafíos o retos que el padre general nos propone para una educación de hoy que mira al futuro y que paso a referir», tal y como recuerda el director del centro educativo en la capital, Jorge Taboada Fuentes. Seis son los puntos que destaca como retos básicos.


1: Colegio como espacio de innovación pedagógica y didáctica para ir descubriendo nuevos modelos formativos. «Es necesario entender el cambio antropológico y cultural al que estamos asistiendo y por ahí queremos educar y formar de un modo nuevo para un futuro distinto. En este sentido el educar a alumnos competentes implica el dotarles herramientas no solo académicas sino el ayudarles a adquirir competencias para la vida. En este aspecto —y buscando una educación cada vez más personalizada— intentamos que nuestro colegio vaya dando pasos para que sea más inclusivo, avanzando hacia un cambio de conceptualización, transformando el concepto de necesidades especiales por barreras para el aprendizaje y la participación, identificando y minimizando las barreras para el aprendizaje y la participación y maximizando los recursos que apoyen ambos procesos».


2: «Continuando con la línea anterior y sin excluir a nadie de nuestra oferta educativa, queremos seguir avanzando en la educación para la justicia atendiendo a los más pobres y necesitados, formando conciencias conscientes y críticas ante sistemas sociales poco equitativos y que se basan solo en la acumulación de riqueza y la sobreexplotación de los recursos naturales sin control alguno. En este curso queremos trabajar en concreto el educar a alumnos conscientes y compasivos. No puede haber justicia si no hay compasión. Conscientes de la realidad social que les toca y les tocará vivir para poder transformarla y mejorarla y compasivos consigo mismos, con los demás».


3: «Queremos educar para el respeto y cuidado para nuestra ‘casa común’ que es el planeta en el que vivimos. El tema de la ecología nos parece fundamental en la educación de nuestros niños y adolescentes».


4: «Ponemos los medios para que en nuestro colegio se desarrolle más ampliamente una cultura de salvaguarda de los menores de edad y de personas vulnerables en general. Desarrollar herramientas para dicha prevención y salvaguarda es imprescindible y cada vez más en un colegio».


5: «Educar ofreciendo una formación religiosa que abra a los alumnos a la dimensión transcendental de la vida, capaz de transformar la vida personal y social. Esa dimensión transcendental que necesariamente ha de llevar a nuestros alumnos a ser más humanos».


6: «Deseamos que nuestro colegio sea un espacio en el que cada vez se desarrolle más el concepto de ‘ciudadanía global’. Tenemos que ofrecer y proponer modelos educativos para una visión intercultural del mundo que ya vivimos y que más intensamente tendrán que vivir en el futuro nuestros alumnos de hoy. Educar para un mundo en el que todos los seres humanos y sus pueblos sean poseedores de una «ciudadanía global» en la que se entrecruzan derechos y deberes más allá de la propia cultura, de los nacionalismos y de los fanatismos políticos o religiosos que impiden la convivencia pacífica entre las personas y entre los pueblos».

Seis desafíos de hoy que miran hacia el futuro