sábado 28/5/22
                      MARCIANO PÉREZ
MARCIANO PÉREZ

Cuando falta exactamente una semana para el Viernes de Dolores la inestabilidad se impone en los cielos. El temor a la lluvia es si cabe mayor este año después de dos de vacío absoluto por las limitaciones que impuso la pandemia del covid.

DÍAS CAMBIANTES A LA ESPERA DE SABER CÓMO SERÁ LA SEMANA SANTA
Comentarios