domingo 29/5/22

«Hay egos que provocan guerras»

l El escritor noruego Jo Nesbo presente su primera obra de relatos, ‘El hombre celoso’
                      alejandro garcía
alejandro garcía

efe

El escritor noruego Jo Nesbo se estrena en el relato y lo hace con un libro de doce novelas cortas sobre el poder y los celos en las que plantea cómo es de sólida la sociedad que hemos construido y los valores que damos por hecho y asegura que «hay egos personales que provocan guerras y conflictos». El hombre celoso, editado en español por Reservoir Books, es el título de este libro de relatos de uno de los reyes de la novela negra internacional, creador del policía Harry Hole, con más de 50 millones de lectores y traducido a 50 idiomas, un volumen que ha presentado este miércoles en Madrid. Estructurada en dos grandes bloques temáticos, Celos y Poder, en El hombre celoso, Nesbo explora la mente retorcida, maquiavélica y manipuladora del individuo, su capacidad para dañar al prójimo e intentar engañar para salir impune. En una rueda de prensa celebrada en Madrid, Nesbo ha explicado que aunque algunos de sus cuentos parece que pudieran estar inspirados en la pandemia o en el asalto al Capitolio en Washington, en realidad no es así. Pero al leerlos se pueden plantear preguntas sobre lo qué hubiese pasado si Donald Trump hubiera seguido en el gobierno.

«Nos gusta pensar que la democracia es más sólida y en realidad es una simple capa fina sobre la sociedad y la civilización, que es necesario restaurar y consolidar día a día. No es algo automático, no hay que tomarlo como algo regalado» ha recalcado. Ha recordado también un viaje que hizo de joven a Yugoslavia y cómo cuando regresó era una zona dividida y destrozada por la guerra: «hay movimientos políticos que buscan que pase esto e individuos que son demagogos y que miran a los lados modos, a los nacionalismos», ha indicado.

Nesbo considera que ya ha escrito algo parecido a la guerra en Ucrania y ha recordado que en 2014 realizó una serie llamada «Ocuppied» en la que hablaba de una invasión rusa a Noruega y cómo, cuando salió en televisión, el embajador ruso reaccionó de forma fuerte y dijo que este país no tenía que sentirse amenazado y lo tomó como un insulto. «Yo lo había entendido como una historia entre individuos y sobre lo que harían si perdían la independencia como sociedad, como pueblo y sobre hasta qué punto estarías puesto a sacrificarte por luchar por tus ideales. Es lo que estamos viendo ahora, como Ucrania se enfrenta a una potencia mundial y la voluntad de luchar por las cosas que damos como aseguradas en nuestra parte del mundo». Y ha recordado cómo el embajador ruso, tras hablar sobre su serie, afirmó que su país era pacífico: «y a los pocos meses invadieron Crimea».

El escritor, graduado en Economía y que antes de dar el salto a la literatura fue futbolista, cantante, compositor y agente de Bolsa, recuerda cómo estudió que todos los conflictos entre individuos o países provienen de intereses económicos pero asegura que en un análisis más profundo, comprendió que «hay egos personales» que provocan guerras y conflictos.

Y hay personajes que necesitan una justificación en el apoyo de la población para lo que están haciendo «y Putin lo tiene», sostiene: «es un hombre muy popular» en Rusia y es evidente que tiene el apoyo para lo que está haciendo en Ucrania o lo que haga en cualquiera de sus países vecinos para asegurarse de que lo temen». Para Nesbo, se ha subestimado hasta qué punto un individuo quiere dejar una huella en la historia», ha señalado el autor.

En su libro de relatos, donde el poder no es necesariamente de izquierdas o de derechas, ha dicho, describe una sociedad en transición. «Hemos vivido en un momento de la historia donde el Estado de Derecho creíamos que estaba garantizado» cuando en la historia «los conflictos y las guerras son algo normal». En los relatos frente a la novela, explica, no hay posibilidad de introducir muchos diálogos o formas sutiles de explicar a los personajes: «es como si eres un buen pintor como Picasso y puedes hacer dos líneas y representar un personaje».

«Mi madre siempre decía que los relatos cortos son un arte mientras que una novela la puede hacer cualquiera», ha recordado Nesbo, que ha señalado que no se atrevió a escribirlos hasta que ella murió. Nesbo, que ha presentado la novela en la Semana Cervantina y pocos días antes de la celebración del Día del Libro, ha considerado que El Quijote es un libro «bastante tocho» del que ha leído partes parcialmente.

«Hay egos que provocan guerras»
Comentarios