viernes. 09.12.2022
DF21P6F4-12-23-11-6.jpg

carmen naranjo

El escritor José María Merino ha querido volver a la literatura comprometida y lo hace con un libro de relatos en los que advierte sobre el cambio «profundo, rotundo y peligroso» que afronta el planeta: «Dios debe estar harto de cómo estamos llevando las cosas». Y así, en los relatos que conforman Noticias del Antropoceno (Alfaguara), el Papa sueña con la dimisión de Dios, un joven escritor intenta relatar el fin del mundo rural, un hombre busca en las profundidades del mar alejarse de las atrocidades de la superficie o una pareja llega al séptimo continente, formado por la acumulación de plástico. Son cincuenta cuentos con los que Merino, Premio Nacional de Narrativa y Premio Nacional de la Crítica, entre otros muchos galardones, quiere alertar de la falta de conciencia que hay en la sociedad sobre el futuro de la Tierra, y la «desazón» que le causa lo que premio Nobel de Química Paul Crutzen denominó Antropoceno, una nueva era geológica causada por la influencia del comportamiento humano sobre la Tierra.

La línea que llevamos es hacia un futuro «más oscuro», sostiene el escritor José María Merino, que echa de menos una «conciencia planetaria» del momento histórico, y cree que es peligroso, a pesar de que, sostiene, no quiere ser «apocalíptico».

Así, ha querido retomar a la literatura comprometida, ya sea a través de la sátira, lo fantástico, lo onírico o lo distópico, para despertar conciencias del momento que atraviesa el planeta y de los cambios que se estén llevando a cabo, frente al «negacionismo» que, asegura, todavía existe. Algo que ya hizo en 2008 con otro libro de cuentos, titulado «Las puertas de lo posible» que, en cierto modo, dice, ya expresaba su desazón con lo que se vive en la actualidad.

El hartazgo de Dios
Comentarios