viernes. 03.02.2023

El pez que dejó de remar

El gigantesco pez remo del río Yangtsé, en China, que medía hasta siete metros y podía llegar a pesar 500 kilos, se ha declarado extinguido después de que los planes para protegerlo
Un ejemplar de pez remo, una especie autóctona del río Yangtsé que ha sido declarado extinguido.

Medía hasta siete metros de longitud y podía llegar a pesar 500 kilos, dimensiones que le otorgaron el sobrenombre de ‘rey de los peces de agua dulce’. Pero, desde el año 2003, nadie ha visto un ejemplar de pez remo vivo en el río Yangtsé, la tercera vía fluvial más larga del planeta. En aquella última ocasión, fueron científicos chinos los que dijeron adiós a una hembra que habían rescatado de las redes de un pescador. La identificaron, le pusieron un localizador para seguir sus movimientos, y la devolvieron a su hábitat natural, en el centro de China. Doce horas después, se perdió su señal. En 2009, el psephurus gladius fue declarado en estado crítico, y la última semana de 2019 un nuevo estudio lo declaró extinto. Es la conclusión a la que llegó en septiembre un grupo de científicos que trabaja para la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, por sus siglas en inglés), y ha sido aceptada por las autoridades chinas. «Se nos encoge el corazón, porque esta es una pérdida irreparable», afirmó Wei Qiwei, uno de los autores del estudio y experto de la Academia China de Ciencias de la Pesca. Según el informe, el pez remo pertenecía a una familia de peces cuyos orígenes se remontan 200 millones de años y que fue especialmente abundante hace más de 34 millones. Vivió en muchos otros ríos, pero en la década de 1950 solo se encontraba ya en el Yangtsé.

La sobreexplotación del río —en 1970 se pescaban en torno a 25 toneladas de pez remo cada año—, sumada a la contaminación y a la construcción de una multitud de presas a lo largo del caudal —algunas de dimensiones colosales como la de las Tres Gargantas, la más grande del mundo—, han degradado y fragmentado el hábitat del animal, rompiendo su ciclo migratorio. Eso ha dificultado que las hembras desoven río arriba, y que las crías acudan a las zonas en las que se alimentan, río abajo. Los científicos creen que el pez remo desapareció por completo entre 2005 y 2010. Los planes del Gobierno para recuperar la biodiversidad del Yangtsé, con la moratoria de pesca, llegan tarde. Los más optimistas confían en que se hayan salvado algunos ejemplares.

El pez que dejó de remar
Comentarios