miércoles 25/5/22

ESPARTO PARA ESTRELLAS

Espartero y cestero, crea piezas emblemáticas conocidas en todo el mundo. Son famosos
                      Javiersmedina.com
Javiersmedina.com

c Eran las cuatro de la tarde de un día cualquiera cuando Javier S. Medina (Badajoz, 1977) recibió una llamada de su colega Michael S. Smith. «Una amiga quiere conocerte», anunció sin florituras el diseñador de interiores estadounidense. Como era habitual, el marido del entonces embajador de Estados Unidos en España, James Costos, avisaba de su visita al taller que el extremeño regenta en el madrileño barrio de Malasaña. Minutos después, entre flashes de fotógrafos, aparecía la actriz Sarah Jessica Parker. «Me hizo unas compras que publicó en redes sociales», cuenta aún emocionado Medina, consciente del impulso que supuso su apoyo.

c Sarah Jessica Parker fue embajadora de lujo que no fue, sin embargo, la responsable de la excelente acogida al pacense en Hollywood y alrededores. El honor es para el prestigioso interiorista Nate Berkus. Contactó con Medina para colaborar la feria anual de decoración de Los Ángeles, «donde acude lo más ‘granaó’ de la decoración», explica el artesano. Contaron con él para hacer los escaparates en Beverly Hills. Fue entonces, hace ya un lustro, cuando su nombre comenzó a sonar con fuerza fuera de nuestras fronteras.

c Sin darse cuenta, correteando alrededor del anciano, se inoculó su amor por los oficios artesanales. Esas mismas herramientas son las que sigue usando en su taller, donde también tienen cabida otras de su padre, zapatero jubilado que ahora dedica el tiempo libre a ayudar a su hijo con algunos procesos artesanales. Detalles que hacen «más íntimo y personal» su trabajo, que siempre realiza enfundado en uno de delantales de piel que confeccionó su madre. «Todo tiene una historia detrás», dice. Detalles que aprecian multitud de devotos, dispuestos a largas listas de espera.

c Las piezas que tienen mayor reclamo son sus espejos-sol, ante los que cayeron rendidos en la prestigiosa revista AD poco después de comenzar su trayectoria tras formarse como restaurador, y los que él denomina trofeos ecológicos. Son cabezas de diversos animales, con la diferencia de que «ninguno sufre». Un guiño a la historia de España que copa publicaciones de interiorismo nacionales e internacionales, además de escaparates. Suyos fueron los de las tiendas de la firma de Loewe a nivel mundial. La icónica casa de lujo española le encargó un tótem.

c Un sueño para aquel niño que adoraba tanto pintar como jugar en el patio de su casa, donde su abuelo, cuando no estaba trabajando en Renfe, «hacía las bases de enea de las sillas o persianas para evitar el calor de la vivienda»,

c Disney le seleccionó para estar presente en la exhibición oficial del 90 aniversario de Mickey Mouse. Tuvo libertad total por parte de la fábrica de sueños para recrear las manos del famoso personaje en ratán e hilo de bramante de cáñamo. Cuando llegó el día de mostrar su original obra, en Nueva York, siendo el único hispanohablante con el que contaron, apareció Sarah Jessica Parker para dar un afectuoso abrazo a su amigo extremeño al que tanto admira.

ESPARTO PARA ESTRELLAS
Comentarios