lunes. 30.01.2023

Expertos en un ámbito cada vez más complejo

El Colegio de Economistas de León incide en la profesionalización frente a la despersonalización digital y la avalancha de nuevas normas
                      Nuria González Rabanal, decana del Colegio de Economistas de León. RAMIRO
Nuria González Rabanal, decana del Colegio de Economistas de León. RAMIRO

La digitalización y la avalancha normativa sobre los ámbitos fiscales, tributarios y laborales imponen un ritmo de avance y actualización que es difícil de seguir para la inmensa mayoría de las personas y empresas. Dibujan en la actualidad un complejo universo de trámites y exigencias de obligado cumplimiento, que se encuentra además en permanente cambio. Afrontar todos estos requisitos sin caer en posibles errores que puedan dar lugar a consecuencias costosas y farragosas, cuando no ilegales, exige cada vez más la necesidad de contar con expertos amparados en la regulación y la formación de los órganos de control profesionales.

Es, cada vez en mayor medida, el caso de los especialistas en la diversa y cada vez más compleja realidad que afecta a todo el ámbito de la actividad económica. Un entorno al que hace frente, desde el ámbito de la formación a la apuesta por las nuevas tecnologías, el Colegio de Economistas de León.

Su decana, Nuria González Rabanal, incide en que «acudir a un profesional cualificado y con suficientes garantías profesionales, como un experto contable, fiscal, laboral, mercantil, etc. que se encuentre colegiado, es cada vez más necesario».

Y apunta fundamentalmente a dos razones. Por un lado, la «despersonalización de la administración tributaria y de la Seguridad Social, en el sentido de que los trámites administrativos están cada vez está más digitalizados». Eso implica que «cada vez habrá más ciudadanos y empresas que requieran de profesionales que mantengan sus conocimientos actualizados, muy al día, para que resuelvan todas sus obligaciones tributarias y con las distintas administraciones. Es necesario contar con el asesoramiento de un profesional, porque gestionar la complejidad actual de las relaciones con las distintas administraciones no está al alcance de la mayor parte de los ciudadanos, ni de las empresas».

El Colegio de Economistas de León se esfuerza en tener actualizados, a través de distintos programas de formación y de la documentación que analizan y comparten, los conocimientos de sus colegiados. «Están acostumbrados a ser colaboradores necesarios de la administración, y además cuentan con la capacitación y el conocimiento suficiente como para realizar esas gestiones con la solvencia y garantías que se exigen».

A mayores, «la aparición de cambios normativos y legislativos como por ejemplo la nueva regulación y tributación de los autónomos, o el nuevo impuesto al plástico, afectan de forma muy importante no sólo a los proveedores sino a un número enorme de empresas. No sólo por el uso, sino por la venta y el envasado de productos en plástico, en este caso». Estos retos novedosos para autónomos y empresarios se afrontan desde la formación de los profesionales del Colegio de Economistas.

Otro de los capítulos de actualidad a los que tiene que hacer frente el colectivo es la nueva Ley de Emprendimiento, que favorece la constitución de sociedades desde un capital muy inferior al que estaba en vigor, e implica a un importante volumen de normativa a solventar. «Para los emprendedores también es de vital interés buscar a un profesional colegiado», incide González Rabanal.

La decana explica que «si bien el colectivo no tiene reserva profesional obligatoria, está claro que la credibilidad de nuestros profesionales hace que valga la pena acudir a un colegiado, frente a un intruso que probablemente no esté al día de todos estos cambios normativos y fiscales, con los problemas que eso puede suponer para quienes les fíen la gestión de su actividad».

Expertos en un ámbito cada vez más complejo
Comentarios