domingo. 04.12.2022

DL

El regadío en España se encuentra asfixiado por los altos costes energéticos, que se han incrementado más del 90% en el último año. La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) reclamó al Ministro de Agricultura, Luis Planas, durante el Comité Asesor Agrario, un IVA reducido del 10%, así como la puesta en marcha de la doble potencia, un sistema que permite establecer dos consumos diferentes al año coincidiendo con las épocas de mayor y menor necesidad hídrica para el regadío.

Actualmente el regadío supone casi el 70% de la producción agrícola total. Por tanto, un incremento en los costes de producción- como es el caso del aumento del precio de la electricidad- repercute directamente al precio que paga el consumidor por los alimentos, máxime en un contexto de inflación como el actual.

Además, las comunidades de regantes, al ser corporaciones de derecho público, no pueden desgravarse el IVA y tampoco pueden facturarles a los regantes para que sean éstos los que perciban la deducción, por lo que el sistema actual convierte al IVA en un coste más para el productor. El sistema fiscal penaliza de esta forma el modelo de gestión del agua en España.

En este sentido, la normativa europea permite aplicar un IVA reducido del 10% para la electricidad, como ya se viene haciendo en otros países- es el caso de Italia-. Del mismo modo, la normativa comunitaria también contempla la posibilidad de contratar doble potencia, además de seguir incentivando las energías renovables mediante ayudas directas al autoconsumo, contribuyendo a una reducción de los costes de producción y a una mejora del medio ambiente.

Una comunidad de regantes de la provincia de Almería vió que, con un consumo de un 30% superior al del año anterior, ha pagado más del doble de la factura abonada en 2021, lo que se traduce en un aumento del precio del kw/h en un 94,42% interanual incluyendo todos los gastos de la factura (impuestos, potencia, etc).

«La sequía es un fenómeno propio de nuestra situación geográfica», según un comunicado de Greenpeace, pero «el cambio climático y la mala gestión de los recursos hídricos en España están haciendo que la escasez de agua se convierta en crónica en buena parte de la península Ibérica».

A pesar de que España es el país con más embalses per cápita del mundo, unos 1.300, «en las últimas dos décadas se han construido y puesto en explotación 214 presas más y, aún así, siguen los problemas de abastecimiento en cuanto el régimen de precipitaciones desciende», según la organización ecologista.

«el regadío moderno es perfectamente sostenible» y eficiente, y que la política de modernización de regadíos es uno de los elementos más importantes del Departamento. En España la superficie puesta en riego ronda los 3,7 millones de hectáreas, lo que representa alrededor del 13 %.

FRUTO DEL RIEGO
Comentarios