domingo 11/4/21

GASTRONOMÍA BAÑEZANA

Confitería Conrado. Calle El Reloj, 6, La Bañeza. Teléfono: 987 640 213. Página web: www.elreydelroscon.es
FERNANDO OTERO

Es imposible imaginarse una Navidad sin los dulces de la confitería Conrado de La Bañeza. Un año más, con la misma tradición con la que comenzó allá por el año 1856 y que ha ido pasando de generación en generación, esta confitería tiene todo listo para seducir, como pocas, a los paladares más exquisitos de la provincia leonesa con su gran variedad de dulces y postres navideños.

Siempre con la idea clara de elaborar sus productos con las mejores materias primas de la provincia leonesa, ya que tal y como asevera el maestro pastelero Sergio González «nuestra filosofía se basa en trabajar con los mejores productos de la tierra y, más en estos momentos, en los que la economía circular es más importante que nunca y tenemos que ayudarnos unos a otros».

Entre sus novedades para esta Navidad, Conrado ofrece a sus clientes un turrón de frambuesas ecológicas de la sierra del Teleno; un turrón de roscón de reyes a base de un mazapán de nata en su interior y con una cobertura exterior de chocolate de caramelo; o un turrón de gintonic con vasito de chocolate hecho a partir de una base crujiente de lima con un interior de ginebra que al meterlo en la boca es como un bocado del cóctel pero en forma de turrón; entre otros.

Tampoco faltarán los turrones clásicos—como los duros, los de tres chocolates o el blando—, elaborados cien por cien por ellos mismos en su obrador. Asimismo, dispone de todo tipo de dulces caseros, como anguilas, empiñonados, princesitas, figuritas de mazapán, panettones, etc. Todo ello, visto a través de un escaparate navideño, que solo invita a parar y entrar en la confitería. Asimismo, todos los productos de repostería de Conrado se pueden disfrutar a través de la venta ‘online’ en www.elreydelroscon.es.

«No se le debe olvidar a nadie que los dulces bañezanos tienen que sentarse en la mesa con sus compañeros y no quedarse fuera», resalta González, que concluye: «nosotros entendemos que las fronteras gastronómicas son siempre para celebrar, no para dividir».

GASTRONOMÍA BAÑEZANA
Comentarios