domingo 08.12.2019

EL INCREÍBLE CASO DE LAS PASTORINAS

EL INCREÍBLE CASO DE LAS PASTORINAS

Llegada la hora del recuento de votos en la noche del 10-N, las miradas volvieron a posarse en la mesa de Las Pastorinas, que tanto protagonismo acaparó en las elecciones locales del 26 de mayo. Aunque son distintos comicios y la situación no es extrapolable, el recuerdo de aquella polémica planeó inevitablemente sobre el colegio de Pinilla pese a que nadie duda de que lo sucedido entonces fue tan solo un error.


En aquella cita con las urnas, el PSOE sospechó de que se habían producido anomalías en la mesa del colegio Las Pastorinas, en el barrio de Pinilla, considerada por los socialistas como un feudo seguro desde hacía años. Según el acta inicial, en la mesa 5B Vox habría obtenido 130 votos —lo que significaba entrara a forman parte del gobierno municipal— y dejaba al PSOE sólo con 28. Los socialistas, encabezados por el actual alcalde, José Antonio Diez, impugnaron aquellos resultados ante la junta electoral provincial y no dejaron de hacerlo hasta que el Tribunal Supremo le dio la razón. La polémica, que duraría casi un mes, estaba servida. El Supremo dictaminó que se había producido un error en el recuento de votos aquella noche y que la presidenta de la mesa había firmado un acta equivocada. La revisión de aquel documento rubricado por la presidenta y las vocales dejaba a Vox fuera del Ayuntamiento de León, que pasaba a manos del PSOE.


Lo que la formación de Santiago Abascal consideró «un pucherazo» diluía la ilusión del partido de ultraderecha, que al recuperar un representante veía muy cerca la posibilidad de un pacto de centroderecha que diese la alcaldía a los populares con el apoyo de Ciudadanos. El dictamen final —que llegó tras el testimonio de la presidenta, las dos vocales y la representante de la Administración central, así como del acta del borrador y el cotejo con los resultados autonómicos y europeos— dejaba en agua de borrajas aquellas intenciones: El PSOE se hizo con el Ayuntamiento.


De aquello han pasado casi seis meses, pero la jornada electoral del pasado domingo ha vuelto a agitar los fantasmas en la mesa de Las Pastorinas, un colegio ubicado en un barrio obrero en el que, esta vez sí, ha ganado Vox, que se ha tomado la revancha en el mismo lugar en el que se decidió que no entraría a formar parte del Ayuntamiento de León. La candidatura al Congreso de los Diputados de Vox ha conseguido ahora 130 votos —justamente los mismos que obtuvo antes de la polémica en la anterior cita con las urnas— frente a los 124 de la lista del PSOE que encabezaba Javier Alfonso Cendón y los 121 del PP.



Algunas curiosidades


Pero si algo más ha llamado la atención ha sido el aumento de la participación. Mientras que en mayo votaron en esa misma mesa 444 personas, el 10-N lo hicieron 514. Un incremento que supone una subida de un 48,6%, frente la caída del 3% a nivel nacional. Un detalle que destaca el alcalde, José Antonio Diez, que lo califica de «increíble» y sospecha que alguna formación ha podido movilizar a la gente para que acuda a votar.


Pero hay otro dato relevante: Vox defendía en mayo que, según la primera acta, sus votos eran 130 y los del PSOE 28. Si fuera así, en esta ocasión habrían mantenido las 130 papeletas, mientras que el PSOE habría ganado 96 (de 28 a 124 el pasado domingo). De esta manera, Vox no habría subido, como sí ocurrió en el resto de España y el PSOE, por contra, habría incrementado sus resultados, cuando la tendencia de los socialistas fue la contraria en el ámbito nacional. En cambio, si los resultados son los que modificó el juzgado, tendrían más lógica: Vox pasaría de 28 a 130 (un aumento porcentual mayor al que tuvieron en el total) y el PSOE contaría con 6 votos menos que en mayo


Que no son situaciones extrapolables lo destaca Eduardo Sendino, el portavoz municipal de UPL, para quien los resultados de ambas citas no tienen nada que ver. «No se pueden comparar y tampoco hay que buscarle tres pies al gato», afirma el político leonesista.


Para Nicanor Pastrana, concejal de Podemos en León, «ha quedado meridianamente claro que lo que ocurrió el 26 de mayo fue un error de transcripción. Vox ha pegado una subida exponencial en Pastorinas que ha sido también la tónica general en España porque los mensajes viscerales que van dirigidos a los instintos más primarios de las personan han calado». Algo parecido opina Ciudadanos. «Es extrapolar lo que ha pasado en el resto de España», ha comentado Gemma Villarroel, portavoz del grupo municipal de Cs, que remarca que su formación respeta las decisiones judiciales. Por su parte, Vox no ha querido entrar a analizar los últimos datos y se ha limitado a recordar que lo que ocurrió en mayo «está judicializado y cerrado» y que nada tiene que ver con lo del domingo. Tampoco ha querido el PP abordar el asunto con detalle. El exalcalde Antonio Silván, lo tiene claro: «En mayo se dijo que la posibilidad de que hubiera ganado Vox en Las Pastorinas era algo descabellado y ahora se ha demostrado que no es así».

EL INCREÍBLE CASO DE LAS PASTORINAS
Comentarios