lunes. 03.10.2022

Jane Goodall se mira en el espejo

La icónica defensora de los chimpancés, modelo de cómo superar el machismo y luchadora ambiental, protagoniza la exposición ‘Becoming Jane’ en Los Ángeles
                      Una proyección de Jane Goodall en la exposición dedicada a la primatóloga en Los Ángeles. CAROLINE BREHMAN
Una proyección de Jane Goodall en la exposición dedicada a la primatóloga en Los Ángeles. CAROLINE BREHMAN

Una apasionante vida entre chimpancés para conocer mejor al ser humano y también para conocerse a sí misma. Esa es la idea de Becoming Jane, una exposición del Museo de Historia Natural del condado de Los Ángeles (NHMLAC) que repasa la figura de la icónica primatóloga Jane Goodall. Muy conocida por sus pioneras investigaciones con chimpancés en los años 60 en Tanzania, la vida de Goodall es también un modelo de cómo superar el machismo y de lucha incansable para proteger al medioambiente. A sus 87 años, la británica aseguró, sin perder la sonrisa, que no va a bajar el ritmo. «Como me estoy haciendo mayor tengo que trabajar más duro», bromeó el martes en una intervención por videoconferencia ante los medios de Los Ángeles (EE.UU.). Becoming Jane, que abrirá sus puertas el domingo, es una edición ampliada y actualizada de la exposición que National Geographic presentó en su museo de Washington en 2019. El desembarco de esta muestra en la ciudad californiana coincide con la celebración en Glasgow (Reino Unido) de la conferencia COP26 para frenar la crisis climática. «Extrañamente, la criatura más inteligente que ha vivido en este mundo está destruyendo su único hogar», lamentó Goodall, quien sostuvo además que la crisis climática está «robando el futuro» a los jóvenes.

Becoming Jane cuenta la insólita historia de una niña nacida en 1934 en Londres que, desde muy pequeña, mostró mucho interés por descifrar los secretos que encerraba la naturaleza. «La curiosidad es algo natural en nosotros. Así es como sobrevivimos a lo largo de los milenios: fuimos curiosos, investigamos, entendimos y eso nos ayudó a seguir adelante», dijo.

En 1957, Goodall fue invitada por una amiga a Kenia, su primer viaje a África, y poco después conoció a Louis Leakey, el famoso antropólogo y el mentor que la animó a que estudiara el comportamiento de un grupo de chimpancés en Tanzania. Tres años después, Goodall comenzó sus investigaciones sin tener muy claro qué estaba haciendo. «Tardé cuatro meses en poder acercarme a los chimpancés sin que salieran huyendo», explicó.

Jane Goodall se mira en el espejo
Comentarios