miércoles 19/1/22
                      DF31P6F6-21-54-38-2.jpg
DF31P6F6-21-54-38-2.jpg

carmen naranjo

El escritor rumano Mircea Cartarescu (Bucarest, 1956) fue poeta antes que narrador en una época en la que, bajo la dictadura de Nicolae Ceaucescu, solo vivía para la poesía, y ahora, cuando es un escritor consagrado, advierte en una entrevista con Efe sobre la resurrección de los totalitarismos.

Mircea Cartarescu, el más importante narrador rumano de la actualidad y cuyo nombre suena cada año como candidato al Premio Nobel de Literatura, cree que la pandemia, al igual que otros fenómenos sociales y políticos, se ha visto afectada por «formas primitivas de política», entre ellas los nacionalismos, que cree que son una de las que resultan más atractivas para la ciudadanía. Y ahora, tras la «época Merkel», cree que es difícil adivinar qué le depara el futuro a la Unión Europea, aunque considera que «las señales no son buenas» si se comprueba «lo que está ocurriendo en Polonia, en Hungría o en Chequia». «Parece que hay una resurreción de estos totalitarismos en política», advierte Cartarescu, que siempre ha defendido una Europa unida por encima de todos sus nacionalismos.

Cartarescu se encuentra en España para presentar su libro Poesía esencial, editado por Impedimenta y en el que se reúnen, por primera vez en castellano, una selección de la poesía de su juventud, una etapa en la que fue parte de un selecto grupo de escritores rebeldes conocidos como «la generación de los blue jeans». Fue para él, recuerda, la época más feliz de su vida lo que, reconoce, resulta paradójico porque en los años 80 vivía en Rumanía bajo la dictadura de Ceaucescu, pero tanto él mismo como los compañeros de su generación «vivían en la poesía».

Y como había escrito 8 poemarios antes de tener 30 años, consideró que era suficiente y se propuso no volver a escribir versos. Durante 35 años respetó su promesa, hasta que llegó la pandemia. Confiesa que incumplió lo prometido «en unas condiciones un poco extrañas» y de hecho, dice, los poemas que publicó se los debe a la pandemia. Porque después de contraer el coronavirus en 2020, padeció una «terrible depresión».

La juventud de Cartarescu
Comentarios