jueves 15/4/21

La biodiversidad está a salvo

Los expertos consideran que la bioeconomía desempeñará
DG25P6F3-21-23-21-3.jpg

dl

Los expertos consideran que la bioeconomía desempeñará un importante papel para lograr la neutralidad climática en la UE, y además es uno de los nueve objetivos de la futura Política Agrícola Común (PAC) del bloque comunitario para el período 2021-2017, de la cual una parte sustancial estará, precisamente, relacionada con la bioeconomía.

Gestionar de manera adecuada los recursos renovables y minerales será clave en la senda de la UE para lograr la neutralidad climática, y, en ese sentido, los expertos creen que los países del centro y este de Europa, entre ellos Polonia, tienen un gran potencial.

Hay muchas voces favorables en Polonia a la hora de reemplazar la energía generada con el carbón por energías generadas por la biomasa. No obstante los científicos advierten del daño que podría producirse a la biodiversidad por el tratamiento de la bioenergía de la biomasa forestal como fuente de energía renovable.

En marzo próximo la UE presentará una estrategia de biodiversidad actualizada, la cual probablemente incluya « objetivos cuantitativos para aumentar el área de tierras y mares protegidos por su riqueza en biodiversidad ». La toma de conciencia sobre el papel clave de los ecosistemas se ha incrementado en los últimos años,y, por ello, se han duplicado los esfuerzos destinados a su protección.

En una reciente entrevista con el portal EURACTIV-Polonia, socio de EFE, Zbigniew Karaczun, experto de la Escuela de Ciencias de la Vida de Varsovia, aseguró que la transferencia de una parte de los fondos de la PAC al Pacto Verde Europeo es beneficioso para los agricultores porque la agricultura se ve cada vez más afectada por los efectos del cambio climático.

Ejemplos de ese efecto nocivo son, entre otros, las sequías recurrentes o las lluvias torrenciales, lo cual se traduce en que los consumidores, al final, son quienes pagan un elevado precio por los productos agrícolas.

« La economía agrícola es la más vulnerable al cambio climático y si las condiciones llegan a ser muy extremas, podría ser catastrófico para el sector agrario europeo, y, en consecuencia, afectaría a los precios finales de los alimentos para los consumidores », aseguró Karaczun.

En 2018, Hanna Bartoszewicz-Burczy, del Instituto de la Ingeniería de la Energía, aseguró en su análisis titulado « Potencial y uso de la biomasa en los países de Europa Central » que Polonia tiene un elevado porcentaje de tierras cultivables y de bosques, lo cual debería traducirse en un gran potencial de biomasa.

Quienes apoyan esa tesis aseguran que la quema de biomasa es menos invasiva con el medio ambiente, y está también fuera del objetivo del mecanismo relacionado con las emisiones de carbono.

En Europa, la opinión general para la obtención de energía por medio de biomasa es favorable, teniendo en cuenta, por ejemplo, la aspiración de los gobiernos de vincular los sectores nacionales de la energía y la calefacción a los recursos nacionales.

No obstante, también hay problemas en ese caso. En primer lugar, sigue existiendo una falta de apoyo para las instituciones que quieren producir energía a partir de la biomasa. Y también está en la palestra el sensible asunto de la protección del clima. En noviembre de 2019 se produjo la última subasta pendiente sobre fuentes de energía renovable, incluidos cuantiosos recursos para biomasa. No obstante, las incertidumbres sobre la actitud de la UE en relación con la biomasa se traduce en que el gobierno polaco se mueva con cautela en relación con los planes para reemplazar el carbón en las plantas de energía con biomasa y otros combustibles de origen vegetal.

La biodiversidad está a salvo
Comentarios