lunes 18/10/21
La última del Diario

La Guía Michelín de los pobres

La comunidad de San Egidio de Barcelona edita un manual para facilitar la vida de las personas sin hogar con datos precisos de dónde comer, ducharse, cambiarse de ropa o dormir
Rafael Montserrat, de 54 años, ha pasado la vida en la calle en Barcelona.

Saber dónde ducharse, dormir, comer o cambiarse de ropa no es fácil para una persona sin hogar, por eso cada año la Comunidad de San Egidio edita la que llama «Guía Michelin de los pobres», una brújula que dirige a los que duermen al raso a refugios, que, según la comunicad, escasean en Barcelona.

La Comunidad de San Egidio, formada por laicos cristianos que ofrecen un servicio voluntario de ayuda a las personas sin hogar, ha presentado hoy en la capilla de Sant Llàtzer de Barcelona la guía «Barcelona, dónde comer, dormir, lavarse. 2020» y ha aprovechado para reivindicar de nuevo la necesidad de más espacios de acogida para las personas sin hogar.

Raquel Sancho
"El grado de humanidad de una sociedad se mide por el trato a los débiles"

La responsable de los servicios de San Egidio, Raquel Sancho, ha cifrado en 1.500 las personas que duermen cada día a la intemperie en la capital catalana, unas 400 más en asentamientos irregulares y otras 2.000 en albergues o pisos del ayuntamiento o de entidades.

Una cincuentena de personas han asistido a la presentación de la decimosexta edición de esta «Guía Michelín de los pobres», que este año, como novedad, se puede consultar por el móvil y cuenta con código QR. La guía recoge más de 500 direcciones de interés para las personas que viven en la calle, desde albergues para dormir, comedores sociales, centros asistenciales o centros sanitarios, además de teléfonos útiles sobre servicios públicos. Los responsables de la comunidad han recordado a las personas sin hogar que fallecen cada año en las calles y han destacado «las complejas realidades» que implica carecer de un hogar.

«El grado de humanidad de una sociedad se mide por el trato que tiene con sus miembros más débiles», ha afirmado Sancho, que ha reclamado más lugares a los que se puedan dirigir las personas sin hogar, entre ellos espacios descentralizados en los barrios. Aunque el editor de la guía, David Corominas, ha destacado que en los últimos 16 años se «han triplicado los espacios para dormir», ha insistido en que las plazas y los recursos son insuficientes.

La Guía Michelín de los pobres
Comentarios