lunes. 26.09.2022

Era una locura. No había comarca que no tuviera una. Nombres míticos para una bebida de éxito.

La primera soda la fabrica en 1832 en Nueva York John Matthews. Creó un rudimentario aparato con el que se podía mezclar agua con dióxido de carbono. De inmediato, fue un gran negocio. Se le añadieron sabores y se multiplicaron las fábricas. En aquellos primeros años, se vendían también en farmacias, bajo la premisa de que era un remedio para curar males. Estomacales, preferentemente.

No consta su éxito como medicina pero sí como bebida refrescante. Medio siglo después, en 1886, otro farmacéutico, John Pemberton mezcla en Atlanta (Estados Unidos) nuez de kola africana y hoja de coca y crea la Coca-Cola, cuyos otros ingredientes siguen siendo aún hoy en día secretos. En 1898, un farmacéutico de Carolina del Norte, Caleb Bradham, agrega pepsina a un tónico contra el dolor de cabeza y fabrica la primera Pepsi.

En León, el invento del XIX prolifera en los años cincuenta del siguiente siglo. En la ciudad se abren fábricas en muchos barrios. Y en la provincia, casi en cada comarca. Nace entonces el mítico ‘butano’, el rey de las bebidas sin alcohol leonesas a la que se atribuye el nombre por su color, como en el de las bombonas de gas, aunque, según ha documentado el periodista Carlos J. Domínguez, Butano fue una marca comercial de refrescos leoneses en el 7 de La Corredera, enfrente del actual colegio Leonés de La Milagrosa.

León conserva vivos aún el nombre de legendarias fábricas de gaseosas: La Calesera, Hobares, La Revoltosa, La Flor del Órbigo, La Cantarina, La Pitusa, Robles, la Flor del Porma, La Virgen del Villar, La Espumosa, La Flor del Esla, Kilim, La Preferida, Anaical (Laciana escrito al revés, que se hizo famosa por su bebida de cacao), Zerep (Pérez al revés, que se mantiene aún hoy como planta envasadora de bebidas refrescantes, mostos, aguas minerales y cervezas)... Cientos de ellas fabricando a la vez la bebida con la que se celebró la vida cuando vivir era tan difícil.

La locura efervescente
Comentarios