sábado 26/9/20

LA PAC SOCIAL

La esencia de las ayudas europeas
Maquinaria en un trabajo de recogida y empaquetado de forraje. efe
Maquinaria en un trabajo de recogida y empaquetado de forraje. efe

dl

El efecto social de la PAC es el hilo conductor de la entrevista exclusiva concedida a Efe para repasar cuestiones tan importantes para estos sectores como la nueva Política Agraria Común (PAC), la problemática de los temporeros, los problemas pesqueros y olivareros o el funcionamiento de la cadena alimentaria.

En la mente de este valenciano de nacimiento, cordobés de adopción y jurista de formación, la dignidad y la salud de los trabajadores está por encima de todo, y así lo expresa en la entrevista, más claro que el agua, a la hora de tratar los problemas de los temporeros en España.

En este aspecto, tiene claro que estamos ante una cuestión de «dignidad humana» y defiende que «con la salud no se juega», por lo que ve imprescindible que cada empresa tenga un plan de prevención de riesgos laborales.

En el tema de los alojamientos, apuesta por su dignidad y apela por el papel histórico que en esta cuestión tienen los ayuntamientos, a la vez que pide la colaboración de las comunidades autónomas y las cooperativas.

Curtido y experimentado en los entresijos y vericuetos de la política de la UE, en cuyos despachos y pasillos siempre se manejó de manera magistral, a Luis Planas le preocupa la seguridad de los trabajadores, y especialmente los pesqueros, pertenecientes a un sector que considera «peligroso» en el que las condiciones «no son sencillas» como se ha visto con la crisis de la covid-19.

La preocupación social se dibuja asimismo en la actualización de la ley de equilibrio de la cadena alimentaria, que impedirá, entre otras cosas, que el productor se vea en ocasiones obligado a vender por debajo del precio de coste, o que las operaciones se hagan sin contrato por escrito. Por eso el ministro se puso del lado de los agricultores cuando, a principios de 2020, éstos salieron a la calle para protestar por lo que ven como una tremenda injusticia.

Las consecuencias sociales de una mala política medioambiental en materia de envases, muy vigiladas por la UE, también se hallan en el discurso del Ministro de Agricultura, que participó activamente en el proceso de adhesión española, como miembro de la ponencia de seguimiento y ponente de la ratificación del acuerdo.

El desperdicio alimentario, otro tema social de envergadura íntimamente relacionado con su Departamento, está igualmente entre las preocupaciones de un gobernante que no solo se ha curtido en la política continental sino que ha desempeñado numerosos cargos de primer orden en las administraciones públicas de su país.

El dato de que cada español desperdicia 25 kilogramos de comida al año es para Luis Planas otro factor social determinante que indica la necesidad de que las instituciones hagan una efectiva labor de concienciación y divulgación sobre este problema social en un mundo en el que hay personas que no tienen nada para llevarse a la boca.

Las posibles reorientaciones de la fiscalidad que puedan acometerse en el futuro tendrán también un enfoque social en el ámbito agroalimentario, aunque en este aspecto Luis Planas, que está al frente del Ministerio de Agricultura desde junio de 2018, considera que en estos momentos se está «en el inicio de la reflexión». Estas preocupaciones dibujan un importante componete social de una personalidad pública que ha dedicado parte de su vida pública a la defensa del sector agrario.

LA PAC SOCIAL
Comentarios