lunes 21/9/20

Lexus. Evolución híbrida

DM18P4F6-18-00-47-4.jpg
DM18P4F6-18-00-47-4.jpg

El concepto híbrido, combinación de un motor de combustión interna con un motor eléctrico, se rige automáticamente por un sistema que extrae potencia de la fuente más oportuna para maximizar la eficacia de las prestaciones.

El motor de combustión genera energía eléctrica mientras el vehículo circula, y también se crea a partir de la energía cinética que se produce al frenar o, simplemente, reducir. La energía se almacena en una batería de alto voltaje que no hace falta ‘enchufar’ para recargar.

Así, el sistema ‘Lexus Hybrid Drive’se ha concebido habitualmente como una tecnología híbrida ‘combinada’, de forma que el vehículo puede funcionar solamente con energía eléctrica, sin emisiones.

Inicialmente, el sistema se limitaba a bajas velocidades y distancias relativamente cortas, aunque a medida que se desarrolló esta tecnología, se ampliaba la capacidad del vehículo eléctrico.

La berlina LS 600h del fabricante Premium de Toyota, fue el primer modelo híbrido en incorporar un motor V8 de 5.0 litros, con 445 CV y 52,6 metros/kilo de par, que propiciaba 6,3 segundos en aceleración de cero a cien y un consumo medio de 9,2 litros por cada centenar de kilómetros.

El aspecto más deportivo de la aplicación híbrida lo ha plasmado Lexus en la berlina GS 450h que, tanto en la versión GS como en la LS, se utilizaba un engranaje planetario reductor de velocidad con un motor eléctrico de dos etapas, mientras en el LS 600h se mejoraba la transmisión híbrida: la batería de hidruro de níquel producía 280 V que, merced a un convertidor de voltaje, podía elevarse hasta los 650 V.

La tercera generación de ‘Lexus Hybrid Drive’ se adoptaba por primera vez en el IS 300h, qye mejoraba sensiblemente sus prestaciones gracias al nuevo motor de gasolina de 2.5 litros —ciclo ‘Atkinson’—, equipado con inyección directa de combustible, reglaje de válvulas variable —Dual VVTi— y sistema de recirculación de los gases de escape que, entre otras cosas, conseguía un consumo medio de 4,3 litros por cada centenar de kilómetros.

También el emblemático coupé LC 500h, audaz en su diseño, marcó una nueva era en la tecnología híbrida del fabricante: sistema híbrido multietapa, capaz de ‘amplificar’ la eficacia del motor V6 de 3.5 litros, de 359 CV, capaz de ‘sprintar’ de cero a cien en 5,0 segundos y homologar 8,1 litros de consumo medio. Este sistema multietapa también lo implató Lexus en la berlina LS 500h.

Ahora, la cuarta generación ‘Lexus Hybrid Drive’ se ha instalado en la berlina ES 300h y en el crossover UX 250h, lanzado a principios del pasado 2019, combina las ventajas de un nuevo motor ‘Atkinson’: 2.5 litros en el ES y 2.0 litros en el UX, combinado con un también nuevo motor eléctrico más ligero, pequeño y con mayor capacidad energética.

El sistema híbrido del ES 300h genera 218 CV, con un consumo medio entre 5,3 y 5,8 litros; la motorización del UX 250h rinde 184 CV y consume 4,1 litros de media cada cien kilómetros.

Lexus. Evolución híbrida
Comentarios