martes 29/9/20

LUIS PLANAS

Que el agua llegue a las fincas y el

Luis Planas estrena mandato con asignaturas pendientes con el campo leonés. Entre ellas y muy destacada, la agilización de la programación para desarrollar el regadío en los Payuelos, donde el ministerio que dirige tiene el mayor peso en las obras previstas en el Plan Coordinado de Obras que se aprobó en 2015. De su departamento depende la entrega de los sectores XIX, en Gordaliza del Pino y Bercianos del Real Camino, y XXI, en Melgar de Arriba, Melgar de Abajo y Monasterio, cuya culminación se ha desarrollado a lo largo de 2019.

Faltan por desarrollar las obras de los sectores XVI y XVIII. Las obras de este último se iniciaron el pasado octubre, con algo de retraso sobre los plazos previstos, y Tragsa ya tiene la encomienda para el sector XVI.

La falta de presupuestos generales del Estado ha ralentizado el ritmo de estas encomiendas y están pendientes los últimos sectores que quedan por iniciar las actuaciones en el Canal Bajo.

El sector XV afecta a los municipios de Santas Martas, Grajalejo y Villamoratiel de las Matas, mientras que el XX incluye terrenos de Izagre, Saelices del Payuelo y Mayorga de Campos. Con ambos ya se ha empezado la tramitación de las expropiaciones.

Durante este mandato, además, se debe dar un fuerte impulso a los proyectos nuevos delCanal Alto de Villares, la Presa de la Tierra y el Canal de Velilla. Entre las tres actuaciones, la inversión ascenderá a más de 30 millones de euros con fondos que se reparten entre las aportaciones realizadas por Seiasa, las comunidades de regantes y los fondos Feader.

Asimismo, las comunidades de regantes del Canal del Páramo y del Páramo Bajo encaran el final de su proceso de modernización, con el final de las obras, dispondrán de agua a presión y bajo demanda 45.981 hectáreas de la comarca agraria paramesa — se incluyen las 4.500 del Páramo Medio— y quedarán pendientes de renovación las infraestructuras de 6.000 hectáreas del Canal de Villadangos, las 3.800 de Castañón y unas 1.800 en la Presa Cerrajera.

Además, aunque no depende de su departamento, debe vigilar que se lleve a cabo la regulación lateral del Órbigo, con la construcción de las dos balsas que reclaman los regantes en La Rial y Los Morales, y que tiene enfrente la oposición vecinal y una postura crítptica del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, de quien depende la Confederación Hidrográfica del Duero, promotora del proyecto y que actualmente lo mantiene paralizado.

A nivel general, se le viene encima una situación complicada. La imposición de los aranceles estadounidenses a los productos de la Unión Europea es un desafío que repercutirá en la competitividad recuperar la competitividad. Tampoco puede perder de vista que en Bruselas se negocia la próxima programación de la Política Agraria Común (PAC), que planteará mayores requisitos medioambientales a los agricultores y ganaderos y cuyo presupuesto se verá afectado por el recorte de ingresos derivado del «brexit», que se teme redunde en una reducción de los fondos destinados a los productores.

Además, la crisis de precios en los productos tiene en pie de guerra a las organizaciones agrarias con sectores que afectan especialmente a León, como la remolacha y el vacuno de leche.

LUIS PLANAS
Comentarios