sábado 21/5/22

Manos leonesas para 55 menores

Doce profesionales sanitarios de León se trasladan durante dos semanas al país africano para intervenir patologías infantiles
                      En el quirófano en Guinea Bisáu. NILDE MARTÍN
En el quirófano en Guinea Bisáu. NILDE MARTÍN

carmen Tapia

LEÓN

Un equipo de doce profesionales de pediatría, todos del Hospital de León un cirujano jubilado de Tenerife, se ha desplazado a Guinea Bisáu para operar a 55 niños y niñas de patologías que la sanidad del país no atiende en los menores. «En Guinea Bisáu los primeros son los hombres, después las mujeres, con menos derechos, y por último los niños, que están muy descuidados porque el país no tiene suficientes recursos. Si no fuéramos nosotros no tendrían ninguna posibilidad». El cirujano pediátrico del Hospital de León, José Pradillos, encabeza una expedición formada por dos cirujanos, cuatro pediatras, 3 de UCI y una neonatóloga), cuatro enfermeras pediátricas, una anestesióloga y una fotógrafa.

Los profesionales de León desplazan hasta el lugar todo el material que necesitan para las intervenciones. En este viaje, que se ha prolongado durante catorce días, los menores han entrado en el quirófano para ser operados de hipospadias penoescrotales, mielomenongoceles, malformación ano rectal, fisuras labiales, fisuras paladares, tumores, teratoma sacroccogeo, ganglioneuroma cérvico torácico y hidrocefalia con hipertensión intracraneal con válvula derivación ventrículo peritoneal. Además de la intervenciones programadas en colaboración con los sanitarios del hospital nacional Simão Mendes, los profesionales leoneses atendieron urgencias como obstrucciones intestinales, peritonitis e injertos en grandes quemados. «En Guinea Bisáu los menores cocinan con sus madres y hay muchos accidentes y quemaduras», explica José Pradillos, uno de los doce miembros de esta equipo que integran el grupo Sopesur, que desde el año 2015 viaja de manera altruista y solidaria para operar a los menores con menos recursos. «Este año hemos logrado que todas las cirugías a los niños sean completamente gratis para ellos. Allí cobran las intervenciones, son países con muy pocos recursos, pero este año hemos llevado todo el material gracias a las actividades que realizamos en León para recaudar fondos. El viaje lo pagamos de nuestros bolsillos».

Pradillos fue el primer cirujano pediátrico con el que contó el Hospital de León cuando se puso en marcha esta especialidad en 2015. «Me trasladé desde Tenerife a Leon en septiembre 2015 para empezar la cirugía pediátrica, que se logró poner en marcha dos meses después». La primera expedición de Sopesur a Guinea Bisáu fue en 2016.

«Tanto el equipo que me acompañó como el personal de allí hicieron posible que todo saliera bien. Trabajamos algunos días hasta las 2 y 3 madrugada y todos estuvieron al 100% dándolo todo, teniendo en cuenta que a la mañana siguiente empezábamos de nuevo a las 8. Gracias al equipo y su labor salió todo bien».

Además de operar a la población infantil, el grupo de Sopesur formó y capacitó al personal sanitario del centro para que realizaran las curas y el seguimiento de los menores intervenidos. «Todo voluntario que viene debe pagar su billete con exceso de equipaje de 2 maletas de 23 kilos, donde llevamos todo el material que usamos, y una maleta de cabina con todo lo personal. Los días del viaje los tomamos en el trabajo como días de vacaciones para no alterar la funcionalidad de nuestro hospital».

Pradillos ya programa el próximo viaje para finales de año. «Nuestra única intención es ayudar a los que menos tienen y a que los compañeros de allí adquieran habilidades que permitan atender mejor a los niños y bebés. Quiero que el próximo venga el médico que estuvo con nosotros a España, para rotar, que se quede en mi casa, y así poder acentuar más esa capacidad de aprendizaje, porque allí tienen muy pocos recursos»

Pradillos destaca el importante papel de la profesora del Hospital, Gloria González, «que nos ayudó prestándonos un furgón para poder llevar el material de Leon hasta Lisboa. Sin ella yfamilia no hubieramos podido trasladar todo el material hasta el avión. La verdad es que todo el personal del Hospital de León se ha volcado en ayudarnos para poder realizar esta labor humanitaria».

Manos leonesas para 55 menores
Comentarios