martes. 29.11.2022

Maranieta, la vaca que inspira la cecina

El escultor Amancio González firma una obra encargada por Cecinas Nieto para representar a la vaca leonesa que da origen al producto cárnico estrella de la provincia
                      La escultura ‘Maranieta’ está ubicada en las instalaciones de Cecinas Nieto. DANIEL PISABARRO
La escultura ‘Maranieta’ está ubicada en las instalaciones de Cecinas Nieto. DANIEL PISABARRO

Cecinas Nieto estrena escultura en sus instalaciones: se trata de una obra realizada por el artista leonés Amancio González. La escultura, de nombre Maranieta, es una vaca de tres metros de altura que contempla el horizonte y que ha sido realizada con varillas de acero corrugado. La inspiración ha sido una foto de una vaca leonesa de mediados del siglo pasado, fotografía que se extrajo de los archivos del Ministerio de Agricultura. «Se trata de la varilla que se usa en el hormigón armado, acero corrugado. Me gusta usar este material que nació para ser encerrado en el hormigón. Utilizándolo le doy la importancia expresiva que se merece», explica González. La vaca está realizada con 8.100 varillas. «Pensé que la utilización del animal en la escultura llegaría a más personas, al mismo tiempo que trasladaba al espectador la información de que la cecina es un producto natural que procede de la vaca». La vaca es el motivo central, dentro de una composición escultórica, que intenta focalizar la mirada del espectador. Se mantiene ingrávida y en una actitud contemplativa del horizonte. «Quiero transmitir que el animal es la base del producto que ofrece Cecinas Nieto y que la empresa utiliza animales criados en espacios naturales», detalla González.

«Queríamos una escultura para la nueva planta, porque tras inaugurarla en 2019, nos dimos cuenta de que faltaba algo», explican los responsables de la empresa. «Tenemos un espacio exterior muy grande y como grandes admiradores de la trayectoria de Amancio, empezamos a hablar con él para que nos guiara», siguen explicando. «Nos encantó su idea de crear una escultura de la vaca, para plasmar el origen de un alimento autóctono de nuestra tierra como es la Cecina de León. Creemos firmemente que, contemplar una obra de arte relacionada con el alimento que elaboramos, y en el entorno en el que estamos, es la mejor experiencia que puede tener el espectador; un lujo al alcance de cualquiera», afirma Conchi Nieto, responsable de exportación de la firma.

Maranieta, la vaca que inspira la cecina
Comentarios