domingo. 29.01.2023

Más de 125 millones para cicatrizar la herida del carbón

León sólo recibe un 14,5% del fondo europeo para hacer frente al cierre de minas y térmicas
                      Restos de las explotaciones mineras. MARCIANO PÉREZ
Restos de las explotaciones mineras. MARCIANO PÉREZ

Los criterios de emisiones contaminantes, empleo en la minería o peso industrial sobre la población activa marcan el baremo sobre el que la Unión Europea establece los fondos que las comarcas mineras reciben con cargo al Fondo de Transición Justa europeo. En el caso de León, la segunda provincia del país con mayor presupuesto, es mucho menos que la mitad de lo que recibe Asturias, que otros proyectos (muchos de la empresa pública) en marcha se lleva la parte grande de la tarta de ayudas europeas a las comarcas afectadas por el cierre del carbón.

El Programa del Fondo de Transición Justa para España (2021-2027) elaborado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico con los fondos europeos cuenta con una dotación de casi 869 millones de euros, de los que León recibirá el 14,4%, en total 125,5 millones. Lejos de los casi 263 millones de euros que recibirá Asturias por los mismos conceptos.

Los fondos los consigna la Comisión Europea para hacer frente al cierre de las minas y las centrales térmicas. Y se reparte entre las ocho provincias afectadas por el proceso de descarbonización: Asturias, León, Palencia. Teruel, A Coruña, Cádiz, Almería y Córdoba. Además de Alcudia.

El criterio para la distribución de fondos se ajusta al establecido por las instituciones europeas sobre el Fondo de Transición Justa entre los estados miembros. Es decir, tiene en cuenta el volumen de emisiones, el empleo en la minería y el peso del empleo industrial en el conjunto de la población activa.

Criterios con los que Asturias se adjudica casi 263 millones de euros, más del 30% del total de los fondos disponibles para estas políticas de reactivación económica. El informe cifra la tasa de desempleo de León en el 12,79%; y establece que el cierre de las centrales térmicas y las explotaciones mineras supone una pérdida de empleo de unos 960 trabajadores. Unas cifras que, evidentemente, sólo contemplan una parte del empleo afectado directamente por el sector energético del carbón, y nada del empleo inducido que la actividad generaba. Además el informe para repartir los fondos europeos señala que León tiene un alto porcentaje de población envejecida (un 27,4% de más de 65 años, frente a menos del 20% a nivel estatal); y ha perdido más del 7,5% de su población en las dos últimas décadas.

Las ayudas contemplan al conjunto de la provincia como beneficiarios de los fondos europeos establecidos para este fin, aunque tendrán especial intensidad en los municipios incluidos en los Convenios de Transición Justa de Castilla y León, que son Bierzo-Laciana y Montaña Central Leonesa-La Robla.

Más de 125 millones para cicatrizar la herida del carbón
Comentarios