martes. 29.11.2022

El mejor asesoramiento a los agricultores

Rajorsa ofrece el servicio más completo a los profesionales del sector agrónomo con productos de máxima calidad y apostando siempre por la tecnología de vanguardia

Rajorsa se dedica al asesoramiento técnico de agricultores, desde el inicio de la siembra con la realización de análisis de suelos para la elección del mejor abonado en función de las necesidades del cultivo a implantar así como en la elección de la semilla correspondiente; continuando con un seguimiento del cultivo y la detección y aplicación de productos fitosanitarios para el control de malas hierbas y plagas. En otro apartado, también «disponemos en la tienda de todos los productos necesarios para las personas que disponen de huertos, con plantas, sustratos, todo tipo de herramientas, abonos y fitosanitarios», señalan los responsables de la empresa.

—¿Desde cuándo está activa y cómo ha sido la evolución en estos años?

—La empresa se fundó hace más de 35 años dando en sus inicios solución a la necesidad por parte de los agricultores de obtener los insumos necesarios para el cultivo de la remolacha en la zona de La Bañeza y sus alrededores. Poco a poco fue desarrollando a la vez que evolucionaba la industria química, la distribución de fitosanitarios para todo tipo de cultivos y con el tiempo apostando y especializándose en dar un servicio más técnico como punto de diferenciación y de obtención de valor añadido para sus clientes.

Hace seis años, y con la necesidad de dar respuesta a la demanda de los agricultores de mejorar su explotación, se desarrolló la búsqueda e implantación de nuevos cultivos como fue la puesta a punto y comercialización de cebollas y zanahorias, cuyo cultivo en León empezó a través de esta inquietud por nuestra parte. Finalmente, hace dos años y medio —y dando un salto competitivo en calidad— económico y como apuesta de futuro por el campo de León, se fusiona con el Grupo Soaga.

—¿Qué ha supuesto la fusión con Soaga?

—La fusión con el grupo Soaga ha supuesto una nueva dimensión del proyecto, dando lugar a la introducción de nuevas herramientas y tecnología, así como la adquisición de nuevos productos, tanto de fabricación propia como de marcas reconocidas, pudiendo mejorar la competitividad de nuestra distribución pero manteniendo eso sí, como pilar fundamental y filosofía compartida, la idea del asesoramiento personalizado.

Por otro lado, la solvencia del grupo, aporta tranquilidad tanto en la compra como la venta de productos, pudiendo hacer frente a tomas de decisiones vitales para en tiempos como los que corremos poder seguir dando al momento soluciones a nuestros clientes. Finalmente, la fusión ha provocado un enriquecimiento de cultura, información y nuevas técnicas que al ponerlas en común entre todos los técnicos y licenciados de la empresa, se ha conseguido formar un boom de soluciones, oportunidades de cultivos, comercialización y visión global que pocos o nadie puede hoy tener en España.

—¿Qué servicios y productos ofrece a las empresas del sector?

—Dentro de los servicios que ofrecemos está el asesoramiento técnico de campo, la realización de análisis de suelos, análisis de planta y de residuos, la elaboración de informes y cuadernos de campo de los agricultores solicitados por las inspecciones de la administración, los cuales cada vez cobran mayor importancia su puesta al día, la recogida de envases fitosanitarios, la disposición de máquinas de aplicación de fertilizantes y el suministro de todos los insumos necesarios por parte del agricultor, tales como:

-Fertilizantes de fondo y cobertura, así como especialidades liquidas.

-Semillas de todos los cultivos.

-Fitosanitarios (herbicidas, insecticidas, fungicidas, foliares...)

-Todo relacionado con huerta y jardín: ferretería, pulverizadores, sustratos, plantas hortícolas, abono, piensos, plásticos, mallas y redes.

—Uno de los puntos fuertes de la empresa es la apuesta por la calidad, ¿cómo repercute eso en los clientes?

—Es nuestra filosofía del grupo; cada vez los agricultores llevan explotaciones mas grandes y por lo tanto, necesitan de la tranquilidad de saber que su fruto está supervisado por un responsable que identifique cualquier problema en el cultivo, ya sea presencia de malas hierbas y cómo atacarlas al menor coste económico y ambiental, así como proteger el cultivo de plagas y enfermedades, siendo este pilar el que lleve a un buen desarrollo del fruto y por tanto del rendimiento económico para el agricultor, es decir, buscamos que nuestros clientes ahorren costes, tengan tranquilidad de que su campo está supervisado y que obtengan el mayor rendimiento en cosecha.

—Apuestan también por la modernización constante pese a que ya son un referente.

—Sí, en esta vida hay dos opciones: o avanzar con lo que demanda la sociedad y por tanto jugar a este juego, a veces ingrato por parte de la enorme burocracia administrativa que nos imponen a toda la cadena alimentaria, o dejar de jugar; nosotros apostamos por estar a la vanguardia,

—¿Cuál es su área de trabajo?

—Desde la delegación de Rajorsa damos servicio a toda la provincia de León, desde El Bierzo donde damos servicio cualificado a nuestros distribuidores, como a otras empresas de la región y trabajando directamente con los agricultores de las vegas y el páramo; además desde el conjunto del Grupo Soaga tenemos presencia en toda Castilla y León.

—Ofrecen también asesoramiento profesional. ¿En qué consiste?

—Este es nuestro pilar, nuestro lema; nuestra misión es ser los médicos del campo, anticiparnos a los problemas y dar una solución, rápida, eficaz y al menor coste a nuestros clientes y eso repito, lo conseguimos gracias al equipo de personas que conforman todo el grupo, hoy esta es nuestra mayor diferenciación con nuestros competidores, el equipo técnico y la acumulación de información, experiencia y buen hacer de nuestro personal.

—Cuentan con un sistema de cultivo por satélite pionero.

—Efectivamente. Uno de los objetivos de todo el grupo es potenciar y llevar a pie de campo las nuevas tecnologías. Estamos desarrollando un sistema de detección de plagas y enfermedades monitorizado, un sistema de necesidades hídricas, un conjunto de drones para la detección in situ así como una base de datos con todos los registros de suelos. Además, trabajamos tanto mis compañeros de Galicia como yo personalmente en conjunto con las universidades de cada región, para poner el conocimiento y la tecnología en manos de los agricultores.

El mejor asesoramiento a los agricultores
Comentarios