sábado 18/9/21

La moda americana plancha las arrugas

La todopoderosa Anna Wintour renueva la Met Gala 2021 con un elenco de jóvenes invitados como el actor Timothée Chalamet y las cantantes Billie Eilish y Rosalía
La cantante española Rosalía llevó un conjunto rojo con flecos inspirado en el mantón de Manila. EFE

Como buena anfitriona, Anna Wintour fue de las primeras en pisar la alfombra roja de la Met Gala 2021. Pero no, el ‘diablo’ no vistió de Prada, sino de su gran amigo Oscar de la Renta, eslabón fundamental en la historia de la moda americana, hilo conductor del evento de moda más importante del año. ‘In American: A Lexicon of Fashion’ (En América: un léxico de la moda) es el lema de la última edición de la mediática y exclusiva fiesta del Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, que no se pudo celebrar el primer lunes de mayo, como viene siendo habitual, por culpa de la pandemia.

La todopoderosa Wintour rompió los esquemas y se rodeó de algunos de los jóvenes más influyentes del panorama actual, convirtiendo en invitados de honor al actor Timothée Chalamet, las cantantes Billie Eilish y Rosalía (con un vestido rojo inspirado en el mantón de Manila), la poetisa Amanda Gorman y la tenista Naomi Osaka. El intérprete, de 25 años, acaparó todos los focos con un original traje blanco con pantalones bombacho de Haider Ackermann, su modista fetiche, que le quedaba como un guante, aunque lo que más llamó la atención fueron sus Converse a juego. Desde luego, pocas piezas son un símbolo tan americano como las populares zapatillas.

Una oda al estilo más desenfadado del que también participó Ella Emhoff, modelo e hijastra de Kamala Harris, vicepresidenta de Estados Unidos. Se decantó por un estilismo de Stella McCartney con pantalón de chándal y deportivas. Precisamente en la toma de posesión de Harris tuvo un papel destacado Amanda Gorman. La poetisa dijo sentirse como Cenicienta con un vestido azul eléctrico de Vera Wang inspirado en la Estatua de la libertad. La que también fuera portada de la revista ‘Time’ fue eclipsada por Billie Eilish. La artista estaba irreconocible convertida en una suerte de Marilyn Monroe con una inmensa cola de tul tono melocotón firmada por De la Renta y una buena colección de joyas de Cartier. Un bonito homenaje al Hollywood de las grandes divas al que también se sumaron Nicola Peltz, con un romántico vestido de tirantes fucsia de Valentino, la modelo Kendall Jenner vestida por Givenchy emulando a Audrey Hepburn en la cinta ‘My fair lady’.

La moda americana plancha las arrugas
Comentarios