martes. 09.08.2022

Contra los mosquitos, remedios de siempre

La OCU avisa de la escasez de evidencia científica sobre el uso de los aparatos de ultrasonidos contra los mosquitos y afirma que la mejor forma de evitar las picaduras son los insecticidas
                      Estudios indican que lo mejor contra los mosquitos son los insecticidas. AHMAD YUSNI
Estudios indican que lo mejor contra los mosquitos son los insecticidas. AHMAD YUSNI

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha avisado de que «no hay evidencias científicas» de la utilidad de los aparatos de ultrasonidos ni de las lámparas ultravioleta para evitar las picaduras de los mosquitos.

Los aparatos de ultrasonidos imitan el batir de las alas del mosquito macho, lo que ahuyentaría a las hembras ya inseminadas, que son las que pican, si bien la OCU ha informado de que hace ya algunos años un equipo de Cochrane concluyó que no valían para nada. «Desde entonces no ha surgido ninguna evidencia a favor de estos dispositivos», ha dicho. Tampoco existe eficacia demostrada de las lámparas eléctricas ultravioletas y otras lámparas, ya que los mosquitos no se sienten atraídos por la luz, sino por el CO2 de la respiración y las sustancias liberadas por la piel.

Por ello, y ante la presencia de mosquitos en el interior, la OCU ha asegurado que el insecticida es la mejor opción, ya sea en aerosol o utilizando un enchufe de recarga, líquida o de pastillas. Todos son efectivos, «además de rápidos», ya que eliminan los mosquitos en menos de 5 minutos si la estancia está cerrada.

Ahora bien, la OCU ha señalado que «conviene no abusar de ellos», ya que sus principios activos, concentrados en el aire, presentan una cierta toxicidad. Por eso, en el caso de los aerosoles, se aconseja dejar actuar 10 o 15 minutos y después ventilar unos minutos; y en el caso de los enchufes, conectarlos solo de noche durante un rato.

En el exterior la alternativa es un repelente, ya que consigue desorientar a los mosquitos durante unas cuatro horas aunque su poder varía según el principio activo y su concentración. Como alternativa más natural, existen principios activos, como los aceites esenciales como la citronela que son menos eficaces aunque también son menos tóxicos. Otra opción «interesante y nada tóxica» es un ventilador potente, sea de techo o de pie, sobre todo durante las horas de sueño en verano ya que dispersa el C02 de la respiración.

Contra los mosquitos, remedios de siempre
Comentarios