domingo 9/8/20

EL MUNDO EN CLAVE OPTIMISTA

¿Qué ocurriría si el coste de las necesidades básicas de una persona se abaratara hasta unos niveles tan reducidos que podría conducir a la eliminación de la pobreza? Esto podría suceder en 2030, según predicciones de dos expertos en cambios disruptivos impulsados por la tecnología. Aunque también existen riesgos, advierten…
La forma y el coste de crear materiales variará, posiblemente, en los próximos años, según el Informe ‘Rethinking Humanity´
La forma y el coste de crear materiales variará, posiblemente, en los próximos años, según el Informe ‘Rethinking Humanity´

Estamos en la cúspide de la transformación más rápida, profunda y con mayores consecuencias de toda la historia de la civilización. Por primera vez podríamos superar fácilmente la pobreza y el acceso a todas nuestras necesidades básicas podría convertirse en un derecho humano fundamental, según pronostica el laboratorio de ideas RethinkX.

En su último informe Rethinking Humanity (repensando la Humanidad) predicen que, durante la década de 2020, las tecnologías clave convergerán para producir una disrupción completa en los cinco sectores fundamentales que sustentan la economía global, y con ellos las principales industrias

Pronostican que los costos en información, energía, alimentación, transporte y materiales, se reducirán en 10 veces o más en comparación con los actuales, mientras que los procesos de producción serán 10 veces más eficientes en el uso de recursos, utilizando un 90 % menos recursos naturales y generando entre 10 y 100 veces menos desechos.

Los efectos de esta transformación, provocada por la disrupción del sector tecnológico volcada en los medios de producción, serán para la sociedad tan profundos como extraordinarias serán las posibilidades que surgen, según RethinkX, aunque advierten que la alternativa a este desenlace podría ser el riesgo de que nuestra civilización colapse entrando en una nueva era oscura. El camino que tomemos depende de las elecciones que hagamos a partir de hoy», señalan. RethinkX (www.rethinkx.com) se autodefine como un grupo de expertos independiente que analiza y pronostica la velocidad y la escala de la disrupción, impulsada por la tecnología y sus implicaciones en la sociedad.

Se denomina disruptivo al proceso o modo de hacer las cosas que supone una ‘rotura o interrupción brusca’ y que se impone y desbanca a los que venían empleándose. Sus fundadores, Tony Seba, líder de opinión y empresario de Silicon Valley (EE.UU.) y James Arbib, inversor en tecnología y filántropo con sede en Londres (Reino Unido), señalan que, a diferencia de los pronósticos basados en modelos mecanizados y aislados, su enfoque predictivo «captura los procesos complejos que impulsan un patrón de cambio rápido y no lineal».

Como resultado, Seba y Arbib aseguran que han sido más precisos que los analistas convencionales al predecir la velocidad y la escala de las interrupciones tecnológicas, por ejemplo pronosticando con acierto, hace diez años, las reducciones en el costo de la energía solar fotovoltaica y de las baterías de iones de litio, que han tenido lugar en 2020.

¿EL FINAL DE LA POBREZA?

Los cofundadores de RethinkX sostienen que en los próximos años podrían ocurrir cambios similares en otras áreas de la economía, transformando el costo de la vida cotidiana de una manera tan significativa que podría sacar a las personas de la pobreza, según aseveraban en la revista ‘Fast Company’. «Las interrupciones tecnológicas que se avecinan y el rápido cambio no lineal que impulsarán no son, como predicen los analistas convencionales, otra revolución industrial, sino que el mundo está experimentando un cambio mucho más fundamental, ya que nuestro propio modelo productivo se está poniendo de cabeza», según indican en este informe (www.rethinkx.com/humanity).

Para Tony Seba, podemos usar la próxima transformación para resolver desafíos de la humanidad, como la desigualdad, la pobreza y la destrucción ambiental, si reconocemos lo que está sucediendo, entendemos su implicaciones y tomamos decisiones críticas ahora, porque estas mismas tecnologías prometedoras también podrían acelerar el colapso de nuestra civilización.

«Rethinking Humanity» describe el cambio del actual modelo de producción predominante de extracción y explotación hacia un modelo de creación localizada a partir de ‘bloques de construcción’ ilimitados y ubicuos: «un mundo construido no sobre carbón, petróleo, acero, ganado y hormigón, sino sobre fotones, electrones, ADN, moléculas y bits cuánticos», indican. «Este cambio permitirá una mejora 10 veces mayor en costos y eficiencia en cinco sectores fundamentales, cuyos avances han impulsado a lo largo de la historia la aparición de civilizaciones nuevas, mucho más capaces y avanzadas, cuando se combinaron con una organización y gobernanza social y unos sistemas e instituciones económicos, adaptados y mejorados», señalan.

Estos cinco sectores, que sustentan la economía global y a las principales industrias del mundo, y que en los próximos diez años se verán afectados por la convergencia de tecnologías clave son: información, energía, alimentación, transporte y materiales.

El informe revela que el costo del «sueño americano» («American dream») podría ser tan bajo como $250 (250 dólares, unos 220 euros) mensuales para 2030. Define el «sueño americano» en estos términos: unos 1.600 kilómetros (1.000 millas) al mes de transporte; 2.000 kilovatios hora (kWh) al mes de energía; una nutrición completa (incluyendo 100 gramos de proteína, 250 gramos de carbohidratos saludables, 70 gramos de grasas, y micronutrientes), 100 litros de agua limpia al día; así como educación continua, unos 46,5 metros cuadrados (500 pies cuadrados) de espacio vital y comunicaciones. «Este costo podría reducirse a la mitad para 2035», confirma.

Tony Seba añade a Efe que eso haría «posible un nuevo contrato social que proporcione una calidad de vida mínima que abarque estas necesidades básicas, no solo en Estados Unidos sino en todo el mundo».

EL MUNDO EN CLAVE OPTIMISTA
Comentarios