jueves. 09.02.2023
                      Riello aporta 24.000 hectáreas a la Reserva de la Biosfera de los valles de Omaña y Luna. Destaca por sus robles, negrillos y alisos
Riello aporta 24.000 hectáreas a la Reserva de la Biosfera de los valles de Omaña y Luna. Destaca por sus robles, negrillos y alisos

El tramo del Camino Olvidado que atraviesa el grandioso municipio de Riello, formado por 39 pueblos, ofrece veinte kilómetros que combinan el mejor patrimonio natural y arquitectónico. De hecho el Ayuntamiento ha puesto en marcha un interesante taller de restauración de arte sacro para recuperar los tesoros que escondían sus numerosas iglesias y ha establecido unas rutas que enlazan esos templos. En la propia localidad de Riello, su alcalde, Manuel Rodríguez, destaca la iglesia en honor al patrón local, San Juan Degollado, y el Santuario de Pandorado levantado en el siglo XVII y que alberga la Virgen patrona de la comarca a quien se atribuye el milagro de madurar los campos de trigo. «Todas poseen una riqueza oculta que quedó en los pueblos que fueron perdiendo población y ahora intentamos recuperarla con el taller y las visitas guiadas», explica. García también detalla que el municipio se enclava en la Reserva de la Biosfera de los valles de Omaña y Luna, cuya sede acogen por aportar el mayor número de hectáreas protegidas, 24.000 de las 80.000 de este espacio. También disponen de una oficina de información turística para explicar presente y pasado. A partir de Pandorado, la naturaleza lo inunda todo, se baja a La Omañuela entre robles centenarios y se continúa por un camino junto al rumor del río Omaña hasta Guisatecha, con su casa de dos escudos, y El Castillo, que como su nombre indica posee una fortaleza vinculada a los Quiñones, antiguos condes de Luna, de la que se conserva la torre del homenaje de planta cuadrada. El camino prosigue a Vegarienza y Aguasmestas para coger el valle Gordo y dirigirse a los pueblos de Cirujales, Villaverde y Marzán hasta el límite con Murias de Paredes.

naturaleza y patrimonio
Comentarios