lunes. 04.07.2022

La nave Victoria busca nuevo puerto

Los modelos de la expedición de Magallanes y Elcano están pendientes de un destino tras ser mostradas en la exposición del quinto centenario de la vuelta al mundo
Réplica de la nave Victoria, en una foto de archivo. DAVID COLL

Los modelos de las naves de la expedición de Magallanes y Elcano, entre las que está la que terminó por protagonizar la primera vuelta al mundo, la Victoria, están pendientes de su destino final tras ser mostrados en la exposición que conmemoró el quinto centenario de la circunnavegación.

El modelista autor de las réplicas, el cordobés Antonio Hierro, señala que entre las opciones que existen para albergar la primera reproducción de esta flota están el Archivo de Indias, donde se expusieron entre septiembre de 2019 y febrero de 2020, en Montellano (Sevilla), Puente Genil (Córdoba), las Reales Atarazanas de Sevilla y los Reales Alcázares de la capital hispalense.

Las que pasan por ser la mayor aproximación a su diseño real de las cinco naves, Trinidad, que era la capitana; Concepción, Santo Antonio, Santiago y Victoria, que fue la que dio la vuelta al mundo al mando de Elcano, se encuentran en una vivienda de Hierro en el término municipal de Puente Genil a la espera de que se defina su destino final.

Allí, el modelista, recuerda, en una conversación con Efe, que la profesora del Consejo Superior de Investigaciones Científica, ya jubilada, y académica de la Historia Enriqueta Vila Villar le persuadió para que, en el plazo de tres años, acabase la tarea que había emprendido por puro entretenimiento.

Hierro había empezado a reconstruir las naves con las que Magallanes y Elcano zarparon de Sevilla el 10 de agosto de 1519 y que terminó por constituir una de las gestas de la navegación en la historia de la humanidad.

A la americanista y a José Luis de Justo Alpañés, presidente de la Real Academia Sevillana de Ciencias, les llamó la atención aquello que Antonio Hierro les enseñó, aunque todavía estaba en ciernes.

«Los cascos todavía no estaban montados. Solo tenía el casco puro y duro, sin la jarcia y la arboladura. No tenía otra cosa», explica el modelista, miembro de la Asociación de Amigos del Modelismo Naval Histórico Estático y de Investigación La Fragata.

La nave Victoria busca nuevo puerto
Comentarios