lunes 23/5/22

Negro, benéfico y extraterrestre

Raro, extraterrestre y benéfico. Casi mágico. Así es ‘Enigma’, el diamante negro mas grande del mundo y el más deseado en su género. Quien quiera hacerse con él deberá desembolsar entre cuatro y seis millones de euros como mínimo.
                      Sotheby’s diamante subasta
Sotheby’s diamante subasta

La multinacional Sotheby’s subastará la rarísima gema en febrero y se podrá pagar con criptomonedas. La valiosa y única pieza tiene una masa de 555,55 quilates exactos, pero queda lejos del ‘Cullinan’ o ‘Estrella del Sur’, el mayor diamante en bruto de la historia, de 3.106,75 quilates y que se dividió en nueve partes. Tallado con 55 caras, con un peso de 111 gramos y unas dimensiones de 54x44x32 milímetros, el tamaño del fecetado ‘Enigma’ es similar al de un huevo grande y figura en el Libro Guinness de los Récords desde 2006. «Es una pieza única. Es muy difícil compararlo con otros diamantes, e incluso con otros diamantes negros que salieron al mercado en el pasado», asegura Nikita Binani, la especialista en joyas y piedra preciosas de Sotheby’s.

Haciendo honor a su nombre, es muy poco lo que se sabe de los orígenes y la trayectoria de la descomunal piedra preciosa. Su actual propietario, que la compró hace más de dos décadas, ha exigido mantener el anonimato. Pero ha permitido que se exhiba por primera vez en público antes de su subasta, que tendrá lugar en internet entre el 3 y el 9 de febrero. Se expondrá así en Dubái, Los Ángeles y Londres. No tiene precio de reserva, lo que significa que no se ha fijado un importe mínimo para las pujas. Tampoco se sabe cuándo y cómo se descubrió el portentoso diamante oscuro, aunque sus subastadores precisan que este tipo de gemas emergen solo en Brasil y en la República Centroafricana. Son piedras formadas hace entre 2.600 y 3.800 millones de años y tras el impacto de algún tipo de asteroide sobre nuestro planeta. Tienen pequeñas cantidades de nitrógeno e hidrógeno, elementos que se encuentran en el espacio interestelar y contienen osbornita, un mineral presente en los meteoritos. No en vano Nikita Binani, asegura que es «un verdadero fenómeno natural». Su dueño lo adquirió en bruto y ordenó cortarlo y tallarlo para que se pareciera a una ‘Hamsa’, el amuleto judío y musulmán conocido como ‘La mano de Fátima’. ‘Hamsa’ o ‘Jamsa’ significa cinco en árabe y la mano abierta representa protección y buena suerte, lo que denota que sus potenciales compradores vendrán, casi seguro, del mundo árabe.

Los diamantes negros tienen menos valor que los blancos, aunque desde Sotheby’s se apunta que los de color son cada vez más apreciados.

Negro, benéfico y extraterrestre
Comentarios