sábado 28/5/22
                      En algunos lugares, como Valencia de Don Juan, incluso se apuesta por introducir novedades, como la reciente Feria del Queso de España y Portugal Iberqueso. MEDINA
En algunos lugares, como Valencia de Don Juan, incluso se apuesta por introducir novedades, como la reciente Feria del Queso de España y Portugal Iberqueso. MEDINA

Si 2020 fue un año de paralización total de la actividad ferial y de mercados en la provincia, la prolongación de la pandemia provocó que 2021 tampoco facilitase la ansiada normalidad. Por eso, en este 2022, los ayuntamientos se afanan con los preparativos para que el próximo verano sea lo más parecido posible a los de la etapa precovid. Desde hace tiempo los mercados se suceden siguiendo los calendarios tradicionales y la progresiva supresión de las medidas de seguridad ha facilitado un importante impulso a la actividad económica.

La limitación de las concentraciones multitudinarias fue el año pasado el principal problema a la hora de intentar programar eventos. Tocó tirar de imaginación y de esfuerzo para conseguir el desarrollo lo más normal posible pero evitando impulsar la propagación del coronavirus.

Ahora, localidades como La Virgen del Camino o Boñar podrán albergar sus ferias masivas, como también volverán esas que están centradas en el ajo, en los dulces y en otros productos autóctonos de agroalimentación.

La red de eventos locales cumple funciones muy diversas. En algunos casos sirve de escaparate para los productos, en otros es un filón turístico clave, en otros facilita el acceso de los vecinos a productos por los vendedores ambulantes que acuden, en otros se anima la actividad agraria de la comarca, o incluso los hay centrados en razas animales o en maquinaria destinada al campo.

Mercados y ferias que en ocasiones contaban su historia por siglos han permanecido bloqueados desde que en marzo de 2020 estallase con toda su crudeza la llegada del covid a la provincia de León. Las suspensiones fueron protagonistas durante ese año, y sólo con el paso del tiempo fue posible empezar a realizar algunas actividades, aunque totalmente condicionadas por los aforos y las medidas higiénicas.

Una buena parte del calendario de ferias y mercados de la provincia de León tienen como eje protagonista su sector agrario. Los productos de la huerta, las frutas o los vinos son los ejes centrales de celebraciones, que en muchos casos también son aprovechadas para atraer otro tipo de puestos de venta de diferentes útiles. Para muchos elementos de la agroalimentación leonesa sus ferias son fundamentales para animar una progresión en los mercados y en el conocimiento por el gran público.

Este próximo verano se recuperarán algunos eventos feriales que cuenta su historia por siglos y que nunca habían llegado a fallar, incluso en los tiempos más complicados de la historia. Superado el covid toca volver a disfrutar de esas tradiciones que recuperan la vida en los pueblos.

La normalidad se impone en las tradiciones
Comentarios