martes. 31.01.2023

«Nuestra razón de ser es dar un buen servicio al ciudadano»

Aquona avanza en la digitalización de los procesos en San Andrés del Rabanedo para reducir las perdidas con la detección precoz de fugas y la renovación de las redes de abastecimiento

El objetivo para 2023 pasa por avanzar en la digitalización de todos los procesos. Desde esta apuesta, el jefe de Explotación de Aquona en San Andrés del Rabanedo, Rubén Prieto, incide en que este año se han renovado 300 metros de conducciones de agua de consumo humano y se han instalado válvulas reguladoras para reducir las pérdidas de agua y optimizar el servicio tanto en la prestación al ciudadano como en el cuidado al medioambiente.

—¿Cómo es el día a día de Aquona en San Andrés del Rabanedo?

—La red de distribución de agua de agua de San Andrés del Rabanedo es muy compleja y requiere de una supervisión constante, que es la base de nuestro trabajo. Y lo mismo podemos aplicar a la red de saneamiento del municipio. De estas labores de supervisión surgen todas las actuaciones que vamos desarrollando día a día, para asegurar en todo momento un servicio de calidad al ciudadano.

—¿Ha cambiado mucho la gestión del agua?

—Ha cambiado, y mucho. Como no puede ser de otra manera, la innovación y la tecnología se han implantado en todos los procesos del ciclo del agua y todo está informatizado. Hace medio siglo la gestión consistía en captar el agua de los ríos y llevarla al grifo. Ahora, el proceso es complejo, con unos niveles de exigencia altos que necesitan de la digitalización.

—¿Y de 2022? ¿Qué puede destacar?

—A nivel operativo se han realizado diversas actuaciones en la red de distribución. Por poner dos ejemplos, hemos renovado 300 metros de conducciones de agua de consumo humano y se han instalado diversas válvulas reguladoras. Este tipo de acciones van encaminadas a reducir las pérdidas de agua que se producen en cualquier abastecimiento y son imprescindibles para minimizar nuestro impacto ambiental. Debemos ser partícipes de la transformación ecológica en la que estamos inmersos. Además, hemos dado pasos de gigante en nuestra relación con el cliente, como se ha visto con el programa «Contigo», centrado en garantizar que todos nuestros clientes accedan a nuestros servicios y reciban una buena atención, lo que se ha visto comprobado tras haber sido galardonados con el premio «Elegido Servicio al Cliente del Año». Que esto se reconozca no hace más que reforzar nuestra idea de garantizar una atención cada vez más óptima a todos, sin distinción.

—Atender a todos los ciudadanos es una gran responsabilidad.

—La responsabilidad es enorme. Trabajamos con agua, de lo que sólo nos damos cuenta de la importancia que tiene cuando falta. Por ello, ponemos todos los medios de los que disponemos para garantizar el suministro los 365 días del año, las 24 horas del día, dando además respuestas ágiles y eficaces a cualquier incidencia que pueda ocurrir.

—¿Podría decirse que, en la gestión del agua, también hay una parte social?

—Desde luego. En Aquona contamos con la modalidad «12 Gotas», con la que ponemos a disposición del cliente una tarifa plana para el suministro de agua, de manera que cada mes se paga lo mismo. Además, disponemos de Fondos Sociales y de Tarifas Bonificadas. Mantenemos también convenios con distintas entidades sociales, como Cruz Roja, la Fundación Once o los Bancos de Alimentos. Y no podemos olvidar la educación ambiental a través de talleres educativos de Aqualogía, con lo que los alumnos, mediante juegos, aprenden el buen uso del agua.

—¿Qué retos tiene Aquona para el próximo año en San Andrés del Rabanedo?

—Debemos seguir focalizados en nuestra razón de ser, que es dar un buen servicio al ciudadano. Entendemos que para ello es necesaria la digitalización de todos los procesos, cosa que llevamos haciendo años en San Andrés del Rabanedo, pero en la que aún tenemos camino por recorrer. Sin lugar a dudas, este es uno de los objetivos de 2023. Además de esto, es necesario no olvidarse de la crisis climática que estamos viviendo y debemos aportar nuestro granito de arena minimizando las pérdidas de agua, ya sea con la detección precoz de fugas en la red de distribución o mediante la renovación de conducciones de abastecimiento.

«Nuestra razón de ser es dar un buen servicio al ciudadano»
Comentarios