martes 17/5/22

LA NUEVA VIDA DE LA HEREDERA

Marta Ortega ha tomado el timón de Inditex con casi 6.500 tiendas repartidas por el mundo, unos beneficios récord y su apuesta por mantener el modelo de negocio. Es la nueva ‘primera dama’

La hija de Amancio Ortega ha emprendido una nueva era como presidenta no ejecutiva de Inditex. Lleva los últimos 15 años centrada en reforzar la imagen de marca y propuesta de moda de Zara, que seguirá supervisando.

Marta Ortega se une al grupo de mujeres que se encuentran en lo más alto de las cúpulas directivas de las empresas que integran el IBEX-35 (Ana Botín, del Santander y Beatriz Corredor, de REE), así como a otras máximas directivas como Marta Álvarez (El Corte Inglés) o Dolores Dancausa (Bankinter).

Es la única hija del segundo matrimonio de Amancio con Flora Pérez. Tiene dos hermanos mayores que ella, Sandra (53 años) y Marcos (50 años), del primer matrimonio de su padre con Rosalía Mera, que murió en 2013. Sandra es la segunda mayor accionista de Inditex pero está desvinculada de la compañía y mueve sus negocios a través del vehículo de inversión Rosp Coruna.

ICONO DE MODA

De Marta Ortega se conoce más su faceta rosa, porque las revistas del corazón y las de moda adoran a este icono ‘trendy’, que marca tendencia con su vestido de novia, firmado por Pier Paolo Piccioli para Valentino, o con sus ‘looks casual’, que inspiran a muchas ‘instagramers’ y adolescentes de todo el mundo.

También es muy conocida en los circuitos hípicos, y de hecho tiene hipódromo propio, el de Casas Novas, también en Arteixo, en donde se codea con amigas como Atina Onassis, Carlota Casiraghi y Jessica Springsteen, y donde no es raro ver en el palco al padre de esta última, el ‘boss’, Bruce Springsteen.

Vive en La Coruña con su segundo marido, Carlos Torreta, y sus dos hijos, Amancio —de su primer matrimonio con el jinete Sergio Álvarez y al que lleva ella misma al colegio de forma regular— y Matilda. Torreta también trabaja en Inditex.

En la ciudad gallega se siente más libre —según ha confesado— porque los coruñeses están acostumbrados a verla como vecina, que en Madrid, donde le persiguen los paparazzi. No concede entrevistas a los medios de comunicación y por eso sorprendió la que dio a finales de agosto pasado a ‘The Wall Street Journal’ Magazine. Con una muy cuidada producción, retratada por unos de sus fotógrafos fetiche, Steven Meisel, que también trabaja para Zara, el reportaje es una loa al emporio Zara, en el que Marta queda muy bien perfilada.

«Muy humilde, pero con opiniones fuertes sobre muchas cosas», dice de ella el expresidente de Inditex, Pablo Isla, que ya anticipaba que el papel de Marta Ortega sería más importante a medida que la compañía se centrara cada vez más en la sostenibilidad durante la próxima década.

Bajo su liderazgo se han materializado campañas con los más prestigiosos creativos como Steven Meisel, Fabien Baron, Karl Templer o Luca Guadagnino, y el lanzamiento de nuevas colecciones ‘premium’, incluyendo Zara SRPLS y Charlotte Gainsbourg by Zara.

««He vivido esta empresa desde mi infancia y he aprendido de todos los grandes profesionales con los que he trabajado durante los últimos quince años. Siempre he dicho que dedicaría mi vida a desarrollar el legado de mis padres, mirando al futuro pero aprendiendo del pasado y al servicio de la compañía, nuestros accionistas y nuestros clientes, en el lugar donde se considere que soy más necesaria», afirma marta Ortega.

Marta Ortega, que cobrará un millón de euros anual por sus funciones al frente de la compañía —900.000 euros como presidenta del consejo de administración, y otros 100.000 en calidad de consejera—, tiene bajo su responsabilidad directa las áreas de auditoría interna, secretaría general y del consejo y comunicación.

La hija de Amancio Ortega abrió el 8 de abril la nueva etapa de la compañía con la inauguración de las tiendas de Zara y Stradivarius bajo el nuevo concepto de tienda en el Edificio España, en la renovada Plaza de España de Madrid.

Las marcas tienen 9.000 metros cuadrados en dos tiendas a las que se accede desde un aparcamiento de nueva creación y desde la plaza, donde se han ampliado aceras y accesos peatonales, y en la que está prevista la plantación de más de 1.300 árboles nuevos.

LA NUEVA VIDA DE LA HEREDERA
Comentarios