jueves 13/8/20

un oasis en el camino

El Delfín Verde. Carretera general 601, nº 15. Puente Villarente, Tel: 987 31 20 65 www.comlejoeldelfinverde.com
marciano pérez
marciano pérez

Es el lugar perfecto para hacer una parada. Aquí se puede desayunar, comer, cenar, dormir y hasta darse un chapuzón para aliviar el calor. Es el Hostal-Restaurante El Delfín Verde. un espacio en Puente Villarente que invita al descanso. Con una amplia trayectoria detrás —abrió sus puertas en el año 65— durante la que ha ido adaptándose a los tiempos, una de las opciones que ofrece es un oasis en medio del Camino de Santiago. María Inés Robles, hija del fundador, y su marido se encargan de que todo esté a punto. A pesar de ser un sitio de paso de peregrinos, El Delfín Verde es mucho más y sus instalaciones están pensadas para el disfrute de todo tipo de clientes. 15 habitaciones con cuarto de baño, —individuales, dobles o familiares— conforman el hotel, mientras que el albergue, ubicado en un edificio anexo, dispone de 20 plazas distribuidas en tres habitaciones, aunque este año no estará abierto al público .En el mismo edificio que cobija al hotel está el restaurante y la cafetería Aquí el espacio no es un problema para los clientes, que pueden disfrutar de este lugar que da la bienvenida a todos a partir de las 12 de la mañana.

Entre sus platos más característicos, el bacalao al ajo arriero o el pollo al ajillo o con bogavante. Las pizzas caseras son también su especialidad. Y no solo eso, su cocina, además de gastronomía española sirve también especialidades marroquís, como brochetas de cordero o tajines de cordero y rabo de buey.

La estrella de estas instalaciones, que abren en Semana Santa y cierran poco antes de Navidad, es su piscina. El precio es de 3 euros los adultos y 2 euros los niños —de menos de 12 años— y recibe al público a partir del 6 de julio en horario de 13.30 horas a 21.30 horas durante el próximo mes y hasta las 21.00 durante agosto. Eso si, hay que reservar plaza para hacerse un hueco entre las 200 personas de aforo máximo —75 de ellas en el agua—que tiene esta piscina de agua ligeramente salada en la que también hay cursos de natación de iniciación, perfeccionamiento.

un oasis en el camino