martes. 05.07.2022

Partos en caída libre

La maternidad del Caule baja un 7,7% la actividad en sus paritorios, el Hospital del Bierzo registró un 10,8% menos de alumbramientos y HM San Francisco desciende un 17,9% en el último año
Primer bebé del año en uno de los hospitales públicos de Castilla y León. PABLO MARTÍN

Los hospitales de León registraron el año pasado 2.325 partos en sus maternidades. Un 9% menos que en 2018 de media. Son un total de 227 alumbramientos menos. En el Caule, el hospital donde se producen más nacimientos en la provincia, se registraron 1.650 partos, 139 menos que el año anterior, lo que supone un 7,7% de caída. En el Hospital del Bierzo, por primera vez no se alcanzaron los 600 partos. Con un total de 570 alumbramientos, el descenso es de 69 parto, el 10,8% menos respecto al año anterior.

La caída de los partos en la provincia es generalizada. En HM San Francisco el servicio de Obstetricia atendió 110 partos, 24 menos que el año anterior, lo que supone una merma del 17,9%.

En el Hospital de León se registra un 22% menos de partos que en 2013. En el periodo que va de este año hasta 2019 el descenso de la natalidad en la provincia se ha traducido en 474 partos menos en el Hospital de León; 81 menos en el Hospital del Bierzo y 71 menos en HM San Francisco. En total son 626 partos en estos siete años en la provincia. Un 21,1% menos que en 2013.

En 2017 se bajó en el hospital de la capital de los 2.000 partos. Y ya no se ha vuelto a recuperar. La caída entre 2018 y 2019 es más acusada que en los dos años anteriores, a pesar de que el descenso ha sido continuo.

El año pasado se registraron una media de 6,3 partos cada día, casi dos menos por término medio que en 2013. En este periodo se ha asistido paralelamente a la implantación de la Estrategia del Parto Normal en los centros sanitarios, con una mayor participación de las mujeres en las decisiones a través de los planes de parto que presentan a los servicios de Obstetricia en lo que respecta a la sanidad pública.

La Estrategia de Atención al Parto Normal recomienda:

■ Evitar la práctica rutinaria del rasurado perineal a las mujeres de parto. Opcionalmente, si se considerara necesario en caso de sutura, se podrá rasurar parcialmente la zona. Todavía persiste en un 15% de los casos, según la estrategia.

■ Desaconseja la administración rutinaria de enema a la gestante. Aplicar opcionalmente previa información, si la mujer lo desea. No existe evidencia científica que apoye esta práctica que persiste en más del 20% de los casos.

■ Permitir y alentar a todas las mujeres si lo desean, a que cuenten con personas de apoyo durante todo el proceso de modo ininterrumpido y desde las etapas más tempranas. También se recomienda promover una política institucional que permita a la gestante elegir libremente la persona que la acompañe de forma continuada durante todo el proceso. Entre el 15 y el 12% de los protocolos no cumplen esta recomendación.

■ En el periodo de dilatación se contemplan medidas específicas como: Instruir a la embarazada en el reconocimiento de los signos de un verdadero trabajo de parto.

■ Facilitar que la gestante pueda deambular y elegir adoptar la posición de acuerdo a sus necesidades y preferencias.

■ Permitir la ingesta de líquidos y alimentos ligeros según las necesidades de las gestantes.

■ Potenciar entornos amigables que ayuden a una actitud y vivencia en las mejores condiciones.

■ Realizar una monitorización y control del bienestar fetal.

■ No realizar amniotomía de rutina.

■ No colocar vía venosa periférica de rutina.

■ El empleo de oxitocina se limitará a los casos de necesidad.

■ Limitar el número de tactos vaginales a los mínimos imprescindibles.

Más del 30% de los protocolos no cumplen las medidas de libertad de deambulación, acompañamiento e ingesta de líquidos, mientras que son más del 50% los que no tienen en cuenta aspectos no realizar la amniotomía o no colocar la vía venosa periférica de rutina.

Respecto al manejo del dolor durante el parto se recomienda:

■ No realizar analgesia de rutina.

■ Informar previamente a las mujeres sobre los diferentes métodos alternativos para el alivio del dolor, sus beneficios y potenciales riesgos y la posibilidad de elegir uno o varios si lo desean.

■ Informar a las mujeres de la capacidad cerebral de producir sustancias analgésicas (endorfinas) en un parto fisiológico en condiciones de intimidad.

■ Informar sobre los riesgos y consecuencias de la analgesia epidural para la madre y la criatura.

Considerar la aplicación de la anestesia epidural sin bloqueo motor.

Las alternativas no farmacológicas se contemplan en un 70% de los protocolos.

Respecto a las episotomías, la Estrategia de Atención al Parto Normal señala:

■ La episiotomía sistemática es una práctica cuestionada actualmente y que presenta una amplia variabilidad en el territorio español. Existe evidencia consistente de que la episiotomía rutinaria no aporta beneficios y sí tiene complicaciones a corto y largo plazo. No existe evidencia que justifique esta práctica iniciada en el siglo XVIII y todavía ampliamente utilizada, subestimando los potenciales efectos adversos, como disfunción del esfínter anal, incontinencia urinaria y dispareunia, así como su asociación a una mayor frecuencia de desgarros de tercer y cuarto grado.

En el apartado del alumbramiento se contemplan como cuestiones fundamentales:

■ No pinzar el cordón con latido como práctica habitual.

■ Al no existir uniformidad respecto al alumbramiento expectante o activo en el SNS, se recomienda realizar la investigación que permita comparar el riesgo de sangrado en la tercera fase de partos seguidos en condiciones fisiológicas (no intervenidos), y de aquellos con manejo activo, que aporte conocimiento útil para orientar las recomendaciones.

■ Hasta entonces, la Guía de Práctica Clínica sobre la Atención al Parto Normal recomienda el manejo activo.

■ Informar a las mujeres, considerando el alumbramiento espontáneo o fisiológico una opción si la mujer lo solicita.

El Bierzo registra más de un 30% de cesáreas

ds30p1g1■ La reducción de las cesáreas hasta el 15% del total de partos como recomienda la OMS está aún muy lejos de conseguir en el Hospital del Bierzo. El año pasado la cifra de partos por cesárea alcanzó el 30,8%. Según datos del centro hospitalario, de los 570 partos un total de 176 fueron con intervención quirúrgica. La tasa de cesáreas ha subido tres puntos respecto al año anterior.

En el Hospital de León la tasa de cesáreas fue del 18,6%, un punto menos que el año anterior. La tasa de cesáreas del centro  hospitalario leonés ha oscilado en estos últimos años entre el 20% y el 18%. En el Hospital HM San Francisco la tasa de cesáreas fue del 21,1% el año pasado. Muchas de las parturientas de esta maternidad son usuarias del centro de reproducción asistida y tienen embarazos de riesgo.

Partos en caída libre
Comentarios