lunes. 08.08.2022

Pasolini: El poeta que hacía cine

l La antología, bilingüe, de impecable edición, corre a cargo de Martín López-Vega
                      DF10P6F1-10-11-16-7.jpg
DF10P6F1-10-11-16-7.jpg

ALFONSO GARCÍA

El periodista y escritor italiano Alberto Moravia, autor de no pocas novelas memorables, hablaba de que «la poesía en Pasolini era preeminente. Era un poeta cuando hacía cine, cuando escribía novelas… Su inteligencia era la de un poeta. Era ante todo poeta». Lo cierto es que Pier Paolo Pasolini (1922-1975), vinculado habitualmente y de forma dominante a su producción cinematográfica, fue una figura intelectual de primer orden, un referente notable en la cultura europea de posguerra. Siempre inconformista, escandaloso con frecuencia, beligerante y polemista político en tiempos en que parecía haberse instalado la mentira institucionalizada, decía que «en tiempos de la mentira universal decir la verdad es un acto revolucionario».

Se tiende con frecuencia a parcelar las actividades de personajes que, como él, manifiestan su personalidad artística en diversos campos. Nada más lejos en este caso en que se debe incardinar en el resto de su obra. Quizá sea esta una de las claves para su comprensión y puesta en valor.

Esta amplia antología, bilingüe, de impecable edición, cuya selección y traducción corre a cargo de Martín López-Vega, es una buena fórmula para transitar por el mundo del italiano y su actitud ante hechos y acontecimientos. «Toda antología –escribe López-Vega- es una lectura personal de la obra que se antologa. El volumen de la obra poética de Pasolini hace que cualquier selección, por amplia que sea (y esta, sin duda, lo es), recoja sólo una pequeña parte de la totalidad. He optado por incluir íntegro Las cenizas de Gramsci, quizá el más totémico de los libros de poesía de Pasolini, así como los poemas más significativos de sus otros libros mayores, acompañado todo ello por una muestra generosa de su poesía en friulano y algunas muestras de libros que se publicaron ya póstumos, así como de los numerosos apéndices a cada libro que incluyen poemas recuperados con posterioridad a su primera publicación».

Pasolini: El poeta que hacía cine
Comentarios