lunes 23/5/22

PAUL RUDD, EL HOMBRE MÁS SEXY DEL MUNDO

El actor Paul Rudd, que ha recibido el título otorgado por la revista People como ‘el hombre más sexy del mundo’, es conocido por sus papeles en comedias y su interpretación del superhéroe de Marvel Ant-Man.
                      DR28P6F6-19-00-40-6.jpg
DR28P6F6-19-00-40-6.jpg

El actor Paul Rudd, de 52 años, acaba de ser nombrado «el hombre más sexy del mundo» por la revista People, que lleva décadas engrosando esta lista con un nombre cada año. «Ahora espero que, por fin, me inviten a algunas de esas cenas sexys con George Clooney, BrD Pitt o Michael B. Jordan. Y me imagino que estaré en muchos más yates. Estoy emocionado de expandir mi vida en un yate», dijo con una seriedad acorde al título recibido. El actor, conocido por sus papeles de Ant-Man y de Mike en «Friends», entre otros, ha tirado de humor tras el nombramiento. «Soy lo suficientemente consciente para saber que, cuando la gente oiga que he sido elegido para esto, van a decir ‘¿qué?’», señaló Rudd. «No voy a intentar ser como, ‘oh, soy tan modesto’. Voy a hacer tarjetas de visita. Pero todos mis amigos me van a destrozar y espero que lo hagan. Y es por eso que son mis amigos», añadió.

Rudd nació el 6 de abril de 1969 en Nueva Jersey, Estados Unidos donde, junto a Nueva York, atesora los recuerdos de su infancia más temprana. «Mis abuelos vivieron en todas las localizaciones de The Sopranos», contó a la revista GQ en 2009.

Sin embargo, cuenta la publicación, que se considera de Kansas, el estado al que se mudó con sus padres, ambos británicos, cuando tenía tan solo diez años. «Es extraño, porque ninguno de nosotros realmente encaja en el estereotipo de Kansas», comentaba. «Siempre estaba en colegios nuevos y tenía padres británicos, lo que no era la norma. No soy particularmente religioso, pero nací en una familia judía y siempre me sentí como el forastero porque no era cristiano o católico», comentó el actor a The Guardian en 2015.

Así que, señaló, aprendió desde pequeño que riéndose de sí mismo podía ser aceptado. «Sí hacía una broma sobre ser judío, mis amigos se reían mucho, más de lo que tal vez deberían». El actor dijo creer que su deseo por actuar nació de su deseo por tener más atención por parte de sus padres.

Independientemente de cuál fue la semilla, Rudd se embarcó en la interpretación y en la década de los años noventa comenzó a trabajar en televisión. En 1995 llegó su gran oportunidad en el cine con la película «Clueless». Durante todo el final de esa década y principios de la siguiente, compaginó trabajos en ambas pantallas.

Entre 2002 y 2004 dio vida al novio de Phoebe Buffay, Mike Hannigan, en «Friends». El año en el que millones de espectadores dijeron adiós a la serie, estrenó «Anchorman: The Legend of Ron Burgundy» y, al año siguiente, «The 40-year-old-Virgin», dos películas que considera de gran impacto en su carrera.

EL UNIVERSO MARVEL.

«Esa película fue una película barata, de alguna manera parecía que estábamos trabajando en una rara comedia independiente. ’40-year-old Virgin’ más o menos parecido», aseguró el actor a GQ sobre ambas cintas.

«Probablemente había más expectativas con ‘Knocked Up’. Pero estaba feliz, honestamente, de estar trabajando, y todavía lo estoy, en cosas que me gustan, en las que era divertido trabajar, con personas que me gustaban».

A estos dos títulos siguieron otros como la mencionada «Knocked Up» y «Role Models», «I Love You Man» y «Dinners for Schmucks», entre otros.

En 2015, se puso el traje de superhéroe por primera vez protagonizando «Ant-Man», de Marvel, uniforme que volvió a enfundarse en «Captain America: Civil War», «Ant-Man and the Wasp» y «Avengers: Endgame».

Pertenecer al universo Marvel abre las puertas a muchos seguidores y admiradores, pero también conlleva niveles altos de presión.

«Hay presión en cada película que haces en el mundo Marvel. No quieres ser el eslabón débil», dijo en una conversación con el actor que da vida a Captain America, Chris Evans, para Variety el año pasado.

Al margen de su trabajo en la pantalla, Rudd encaja en la definición de persona corriente, alejado de las excentricidades o ritmos asociados a las estrellas.

«Cuando pienso en mí, me considero marido y padre, como ‘soy eso’. Simplemente salgo con mi familia cuando no estoy trabajando. Eso es lo que más me gusta», aseguró el actor a People.

Rudd lleva casado desde 2003 con Julie Yaeger y tienen dos hijos, el chico de nombre Jack y la hija que se llama Darby.

PAUL RUDD, EL HOMBRE MÁS SEXY DEL MUNDO
Comentarios