viernes 24/9/21

Pequeños gestos que marcan la diferencia

Personas que acompañan a niños enfermos en hospitales o donantes de pelo para pacientes de cáncer son algunas de las iniciativas visibilizadas en el Día Internacional de la Solidaridad
Una persona entrega alimentos a un necesitado. ANDRÉ COELHO

Donar el pelo, comprar juguetes para niños, dejar parte de una herencia o montar una red para hacer llegar ropa, comida y dinero a los más necesitados son los «pequeños gestos» solidarios que Begoña, Cassandra y Arturo cuentan en el Día Internacional de la Solidaridad.

El 31 de agosto, como cada año, se conmemora este día en honor al movimiento social polaco de un gremio sindicalista llamado Solidaridad que, junto con otros muchos, fue responsable de la caída del muro de Berlín y cuyo dirigente, Lech Walesa, fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz en 1983.

La historia solidaria de Begoña Duque, una joven sevillana de 25 años, comienza con una comunión y una peluca. Desde hace varios años Begoña colabora en una asociación dedicada a acompañar a niños hospitalizados (Andex). Allí conoció a Paula, una pequeña de 8 años que padece cáncer.

Paula debería haber celebrado su primera comunión, pero al estar ingresada no pudo. Aún así recibió regalos, entre ellos una peluca. Desde que Begoña presenció la ilusión con la que la niña recibía la peluca, decidió que tenía que ayudar de alguna manera a incrementar esa felicidad.

En 2015, en una de sus visitas a su peluquería «de confianza», cuando se cortó el pelo lo metió en una bolsa, la bolsa en un sobre y el sobre en un buzón de Correos que llegó hasta Málaga, a la asociación Mechones Solidarios.

«Mando mi pelo como si fuese una carta», bromea Begoña, a la vez que asegura que se ha creado «una red muy grande» de solidarios que donan su pelo a los pacientes de cáncer que lo necesitan. «Como no me cuesta nada, no creo que haga algo extraordinario», concluye la joven, que dentro de poco volverá a pasar su pelo por las tijeras. Las acciones solidarios se basan en los pequeños gestos que marcan una gran diferencia para otras. Las personas en situaciones vulnerables viven continuas penurias y lo que puede supenor un pequeño gesto para uno es una montaña para otros.

Pequeños gestos que marcan la diferencia
Comentarios