jueves. 30.06.2022

Ponferrada: el sector tira con la ayuda pública

El ARU de La Puebla y las ayudas de la UE son el balón de oxígeno ante la poca obra nueva
                      Las plaza Interior de Ponferrada es una de las zonas de actuación del ARU previstas. L. DE LA MATA
Las plaza Interior de Ponferrada es una de las zonas de actuación del ARU previstas. L. DE LA MATA

Ha llovido mucho desde aquellos tiempos en los que el suelo urbano de Ponferrada estaba sembrado de grúas torre y la imagen aérea de la ciudad era el esquema de un momento de bonanza. Las de las barrio de La Rosaleda, que se comenzó a construir a principios de los 2000, fueron las últimas grandes promociones de viviendas levantadas en masa en una ciudad que se partió en dos. Con la crisis, las grúas desaparecieron del mapa durante años y solo en los últimos cinco han empezado a resurgir tímidamente.

Ahora mismo, hay en Ponferrada media docena de promociones de nueva construcción activas y todavía quedan viviendas vacías de aquellas edificadas durante el boom inmobiliario. Muchas, en manos de bancos y fondos buitre. Tantas que la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) del Bierzo ha registrado una moción en el Ayuntamiento de Ponferrada para que las «más de 500 pisos» que están en esta situación se organicen en un parque de viviendas sociales con alquileres de entre 100 y 150 euros. Eso es una ciudad en la que el precio medio del metro cuadrado se sitúa en los 784 euros. Lejos de los casi 1.300 euros que se pagaban allá por 2010, aunque de nuevo en tendencia ascendente.

Ante la poca iniciativa privada, es lo público lo que tira del sector de la construcción. El Área de Regeneración Urbana (ARU) proyectado para La Puebla Norte de Ponferrada y los cambios que se avecinan en la arquitectura urbana gracias a la inyección de fondos de la Unión Europea (UE) son un claro ejemplo de ello.

El proyecto para regenerar el centro de Ponferrada está en la última fase de adjudicación de las primeras ayudas. El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León lo aprobó en 2018, con el objetivo de rehabilitar 300 viviendas particulares en dos fases de 150 cada una y mejorar los espacios públicos e infraestructuras; pero a finales de febrero de este mismo año, el Ayuntamiento ya anunció su intención de pedir un nuevo ARU para extender la acción a toda La Puebla y llegar a otras 500 viviendas más en base a los nuevos Entornos Residenciales de Rehabilitación Programada (ERRP) financiados con fondos Next Generation.

En los planes del equipo de gobierno está recibir ocho millones de euros que se sumarían a los ocho aprobados en el proyecto en ejecución. De hecho, la Concejalía de Dinamización Económica y Urbanismo convocó, el pasado mes de abril, los 690.000 euros de la tercera línea de ayudas. Con ello prevé superar las 150 vivienda estimadas inicialmente.

Este mismo año está previsto llevar a cabo también obras de reurbanización en el marco del ARU por valor de 1,4 millones de euros. Entre ellas, la remodelación de la plaza Interior de la capital berciana. Hasta la fecha se han repartido 1,8 millones de euros en ayudas a particulares para mejorar la eficiencia energética y la accesibilidad, sin incluir en ese total los casi 700.000 euros convocados más recientemente.

Los llamados fondos de resiliencia de la Unión Europea también permitirá a Ponferrada cambiar el aspecto de varias calles del centro de la ciudad centro del proyecto para la creación de una Zona de Bajas Emisiones (ZBE), financiado con 2,5 millones de euros. Como ya se ha hecho en Camino de Santiago y Gómez Núñez, se apostará por la semipeatonalización e, incluso, la peatonalización completa, como el caso de la calle Real. Un nuevo marco de acción para el sector de la construcción, que ha encontrado en la inversión pública una vía importante de desahogo en Ponferrada.

Las viviendas de Posada

Otro ejemplo de como la inversión pública es el balón de oxígeno para la construcción en el Bierzo es la próxima construcción de 32 viviendas unifamiliares pareadas en Posada del Bierzo (Carracedelo). Son de protección oficial, promovidas por la Junta de Castilla y León con una inversión de 3,4 millones de euros.

La actuación afectará a una superficie total que supera los 6.000 metros cuadrados, donde se van a edificar cuatro, dieciséis y doce viviendas en tres parcelas diferenciadas. Todas son casas adosadas de algo más de 88 metros cuadrados útiles de zona de residencia, 17 metros cuadrados de garaje y un jardín de uso privativo de entre 70 y 80 metros cuadrados. El objetivo de este tipo de proyectos en contribuir a fijar población. Por eso, los menores de 35 años tendrán una opción de una reducción del 20% en el precio final.

Ponferrada: el sector tira con la ayuda pública
Comentarios