sábado 11.07.2020
La ûltima del Diario

El pozo Ibarra se va a Oviedo

La quinta bienal internacional de pintura al pastel selecciona la obra de la ingeniera de minas y pintora Conchi Casado Sulé
El pozo Ibarra, de Ciñera de Gordón, obra de Conchi Casado Sulé. DL
El pozo Ibarra, de Ciñera de Gordón, obra de Conchi Casado Sulé. DL

El pozo Ibarra, santo y seña de la minería en la cuenca de Gordón, se va a Oviedo. La pintora Conchi Casado Sulé, a la sazón pionera ingeniera de minas en la provincia, ahora prejubilada de la Vasco, y también gordonesa, lo expone en la V Bienal Internacional de Pintura al Pastel que se celebra en la capital asturiana a partir de mañana.

El cuadro, que realza el castillete del pozo Ibarra sobre un paisaje otoñal y la montaña mordida por la explotación a cielo abierto, fue seleccionado para participar en este certamen y entrará en el concurso que decidirá un jurado independiente y el premio que otorga el público por votación. El castillete brillará con los grises azulados pastel, que definen su estructura roblonada tipo torre Eiffel, entre una selección pictórica en la que destaca la presencia de los artistas de Japón, país invitado en esta quinta edición.

El pozo Ibarra real, construido en 1930 y que funcionó hasta 1996 al servicio del pozo Ciñera, espera a que el dinero y la diligencia política protejan como es debido este elemento esencial del patrimonio industrial que es, por ahora, el único castillete minero con categoría de Bien de Interés Cultural.

El pozo Ibarra se va a Oviedo
Comentarios