domingo. 14.08.2022

Prendas que pueden purificar el aire

Una física y un programador se adentran en el mundo de la moda con la creación de tejidos que cuidan el medio ambiente con un producto que descompone los gases
                      Fernando Pérez y Mónica Gilarranz crean prendas sostenibles y medioambientales. EFE/GREENER
Fernando Pérez y Mónica Gilarranz crean prendas sostenibles y medioambientales. EFE/GREENER

Tras estudiar Física, Mónica Gilarranz pensó que le gustaría contribuir a mejorar el mundo, lo que le llevó a aventurarse en la moda junto a Fernando Pérez, experto en inteligencia artificial, y crear prendas que purifican el aire «a través de un compuesto que descompone los gases tóxicos», explican.

La capacidad fotocatalítica de los tejidos con los que se confeccionan las prendas de la marca que han creado, Greener, ha sido avalada en un informe de 2020 del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) consultado por Efe, mientras que el instituto de microbiología valenciano ha comprobado que son virucidas y antibacterianos.

«Cuando el aire entra en contacto con los tejidos, estos transforman y descomponen los gases de efecto invernadero», explica la joven de 25 años a Efe sobre el compuesto enzimático que impregnan en sus prendas. «Me matriculé en Física porque quería conocer cómo funcionaba el mundo. Cuando estudié la carrera me di cuenta de que quería salvarlo y no simplemente conocerlo», dice Gilarranz, que encuentra en la moda una forma de invitar a los demás a ser más sostenibles con un gesto tan sencillo como vestirse. Es este motivo por el que apuestan por la moda: «Nosotros tratamos de generar impacto mínimo, pero queríamos ayudar a los demás a hacerlo. Decidimos crear algo que ayudara al medioambiente y que tuviera todo el mundo. Y seas quien seas, te vistes cada mañana», recalca Pérez, de 27 años, que también proviene de un ámbito externo a la moda, el de la inteligencia artificial.

No son los primeros en buscar nuevas alternativas, como las que abogan por tejidos elaborados con algas marinas o el uso de neumáticos reciclados para elaborar poliéster. Por eso decidieron dar un paso más. «Conocíamos las prendas de algas, y sabíamos que necesitaban muchos cuidados para que pudieran depurar el aire», dice Gilarranz.

La clave de las prendas Greener reside, precisamente, en que no necesitan cuidados especiales de conservación, únicamente y de forma preferible, ser lavadas utilizando un programa delicado.

Prendas que pueden purificar el aire
Comentarios