domingo. 05.02.2023

El rap indígena a favor de la Amazonía

La canción ‘Nuestro territorio’ es un himno a los esfuerzos del pueblo milenario wampís para cuidar su territorio ancestral, que abarca 1,3 millones de hectáreas
                      La juventud wampís encuentra en el rap un modo para reivindicar la defensa del territorio. BRYAN RUPA FLORES
La juventud wampís encuentra en el rap un modo para reivindicar la defensa del territorio. BRYAN RUPA FLORES

«No vendas petróleo a cambio de dinero, el territorio se contamina y eso me da ira». Así suena el primer rap de un grupo de jóvenes indígenas de la etnia wampís que alzó su voz en favor de la defensa de la Amazonía peruana ante las amenazas que siembran las actividades extractivas en el pulmón verde del planeta.

La canción Iña Nunke («Nuestro territorio», en idioma wampís) es un himno a los esfuerzos de este pueblo milenario para cuidar su territorio ancestral, que abarca más de 1,3 millones de hectáreas en la selva norte de Perú, cerca de la frontera con Ecuador, en el cruce de los ríos Santiago y Morona.

Pero es también un llamado y una advertencia al mundo sobre la necesidad de frenar el avance, a pequeña, mediana y grande escala, de la explotación petrolera, la tala indiscriminada y la minería ilegal en la Amazonía.

«A nuestros cerros no permitiremos que entren ricos foráneos a extraer (...) debemos tener una sola voz, así los ricos no podrán dominarnos», reza la letra del tema, que contó con la colaboración del sabio wampís Roman Yankur.

El objetivo, según cuentan a Efe sus artífices, es que Iña Nunke resuene en las más altas esferas de la política peruana y en el seno de las empresas que explotan su territorio.

«Hemos sacado esta música para que nos entiendan los hermanos, las petroleras, mayoritariamente la empresa minera (...) para que nos escuche el presidente de la República, para que nos respeten», apostilla desde el otro lado del teléfono Romer Chupa, natural de la comunidad de Soledad, en la provincia de Condorcanqui.

Fue justamente en esta región amazónica donde los cinco jóvenes que participaron en la creación de esta pieza musical dieron vida al videoclip que la acompaña, una sucesión de planos que atestiguan la rebosante biodiversidad que atesora el territorio wampís.

En las imágenes, Chupa aparece navegando a bordo de una canoa de madera el río Santiago, ataviado con una tawas, la típica corona wampís.

El rap indígena a favor de la Amazonía
Comentarios