miércoles 2/12/20

El regreso de Darwin

Adaptarse para sobrevivir es lo que ha hecho el Munic de Carracedelo. Por eso, que el naturalista inglés Charles Robert Darwin haya sido el hilo conductor de la primera exposición de la nueva era no es de extrañar. Sí, el autor de ‘El origen de las especies’, el hombre que planteó la idea de la evolución biológica frente a la teoría imperante de un dios creador, el joven que iba para médico y emprendió un viaje en barco que le cambió la vida. Ese ha vuelto y está en el Munic para explicar, de una forma muy visual y sencilla, quién fue, qué hizo y cuáles fueron las consecuencias de su trabajo.

La exposición ‘Origen. La duda de Darwin’ del reconvertido museo de Carracedelo está siendo un éxito. El público avala la apuesta decidida que ha hecho el Ayuntamiento de la mano de Silvia Blanco. Ella ha sido la creadora del nuevo proyecto y ha dedicado los últimos meses a construir una historia de principio a fin, buscando —en España y fuera de ella— las piezas y obras necesarias para que el argumento tuviera sentido. El resultado es, simplemente, espectacular y la visita guiada permite a quien descubre a Darwin por primera irse del Munic con la sensación de que lo conoce desde siempre.


Fotos: ANA F. BARREDO


El principal valor de la exposición que este museo acogerá hasta el mes de abril es su capacidad didáctica y la maestría con la que objetos, animales naturalizados, ilustraciones y libros originales, fósiles y hasta obras de arte sacro encajan en un conjunto armonioso, visualmente muy atractivo y tan claro que dirige al visitante sin necesidad de guía. Eso sí, la mayoría de quienes ya han pasado por el Munic en las últimas semanas ha escogido la opción de visita guiada.....

Las ilustraciones de ‘La selección natural’ realizadas a lápiz por la artista Ester García, la cabeza de T-Rex de Juan Villa, la sexta edición del libro original ‘El origen de las especies’, el ñandú de Darwin, la recreación del camarote del naturalista y el capitán Fitz Roy —en el que un holograma parlante del protagonista introduce al visitante en la muestra que viene después— y la cabalgata de animales que hace hincapié en la diversidad son algunas de las piezas más destacadas de la exposición; aunque en un conjunto tan amplio, en el que se aprecian tantas y tan valiosas colaboraciones resulta difícil hacer una selección.


Fotos: ANA F. BARREDO

De la Universidad de Cambridge (Inglaterra) han llegado los libros y cartas originales. La empresa Kunugi, dedicada a la importación y exportación de minerales, fósiles, rocas, piedras preciosas y meteoritos, ha aportado algunos ejemplares de estos últimos. Las universidades de León, Salamanca, Granada y País Vasco han colaborado con piezas como el ñandú, pliegos herbarios, fotografías realizadas por microscopio, plantas carnívoras, ammonites, etcétera. La Asociación Aragonito Azul se ha encargado de la selección de fósiles y minerales de su fondo propio. Hay colaboraciones de coleccionistas privados de diferentes partes de Europa y de artistas como la ya mencionada ilustradora Ester García, el ilustrador, Iban Barretxenea, la pintora Lorena García Mateu, la artista berciana Raquel Montero y el también citado Juan Villa, que es quien se encarga del atrezzo en el programa de televisión Cuarto Milenio.

Todo ello, más las propias piezas de taxidermia que conforman la colección permanente del Munic y otras aportadas por el propio municipio de Carracedelo crean el universo de Charles Darwin: su vida desde el inicio, su familia, su viaje en el Beagle, sus estudios, los libros y, por supuesto, su teoría sobre la evolución humana, la diversidad y el respeto a los animales.


Fotos: ANA F. BARREDO

El regreso de Darwin
Comentarios