jueves 15/4/21

El ruido puede matar

Enfermedades cardiovasculares, afectación emocional o psíquica severa o trastornos de sueño son sólo algunos de los problemas que surgen por una exposición constante al exceso de decibelios
Un niño se tapa los oídos en Honduras. DAVID DE LA PAZ

Las enfermedades cardiovasculares derivadas de la exposición continuada al ruido causan en Barcelona 130 muertes anuales, según ha explicado la concejal de Salud, Gemma Tarafa, en la presentación del informe Ruido ambiental y salud en la ciudad de Barcelona, elaborado por la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB).

Tarafa destaca otras dos cifras del informe: en Barcelona, 210.000 personas sufren afectación emocional o psicológica severa, y 60.000, trastornos de sueño por el impacto del ruido.

También, dos porcentajes: el 57 % de los barceloneses viven todo el día con niveles de ruido superiores o iguales a los que la Organización Mundial de la Salud marca como perjudiciales a consecuencia del tráfico, y que antes del cierre nocturno por la pandemia, este era el causante del exceso de ruido que sufría otro 3 % de ciudadanos.

Tarafa y el concejal de Emergencia Climática y Transición Ecológica, Eloi Badia, han explicado este martes el informe elaborado por la ASPB a partir del mapa de ruido de la ciudad de 2007 y las líneas estratégicas del Programa de Reducción de la Contaminación Acústica 2021-2030, que el ayuntamiento presentará en otoño.

«Hay que reducir drásticamente el tráfico motorizado», sentencia Gemma Tarafa, que señala que es el responsable de la contaminación del aire y del exceso de ruido, las dos principales causas ambientales de problemas de salud en la Unión Europea. En la misma linea, el concejal Eloi Badia, que adelantó el grueso del plan de reducción del ruido en el espacio público que está elaborando el ayuntamiento, ha señalado que el ruido del día «tiene que ver con cómo es nuestro tráfico y hay que reducirlo mucho para que baje», mientras que el ruido del ocio nocturno «no es un tema que nos preocupe hoy, en un marco de confinamiento».

La principal línea de actuación en cuanto al tráfico será el despliegue de medidas correctoras a través de la pacificación y la reducción de la velocidad.

El programa también incluye, entre otras cosas, el despliegue de medidas como las zonas de especial protección de la calidad acústica, la caracterización acústica de los espacios urbanos y la promoción del aislamiento acústico de las viviendas para prevenir las desigualdades entre barrios.

El ruido puede matar
Comentarios