martes 18/5/21

San Pedro Bercianos

DZ23P4F5-16-01-04-7.jpg

San Pedro Bercianos es un municipio situado en el mismo corazón de la comarca del Páramo, con todo lo que ello conlleva. A apenas veinte minutos en coche de la capital leonesa, y a escasos cinco minutos de la cabecera de comarca como es Santa María del Páramo, aquí la tranquilidad reina en cada una de sus calles, plazas y rincones. Un lugar en el que relajarse fácilmente y olvidarse de todo con la ventaja de tener tanto León como dicha cabecera de comarca muy a mano.

El municipio está formado por las localidades de San Pedro Bercianos y La Mata del Páramo, aunque en un tiempo no demasiado lejano contaba con otras dos poblaciones, actualmente desaparecidas: Cacabillos y Villapepe, de las no queda más que el recuerdo. Sus primeras noticias históricas se remontan al año 812, más de 1.200 años atrás que dan fe de que por estas tierras que han tenido fama de yermas ya vivían gentes que con su esfuerzo eran capaces de arrancar de la tierra sus mejores cosechas.

Una herencia que los habitantes de estos lares llevan escrita en su ADN con un gen del trabajo que hoy sigue haciendo que la comarca sea un referente agrícola. El agua que llega de las montañas leoneses hace el resto. Aquí se siembra principalmente maíz, pero también alubias, remolacha, trigo o algunas patatas. La agricultura es, pues, la base de su economía. Fruto de ello es la existencia de una cooperativa agraria que nacida hace décadas bajo el nombre de La Milagrosa, en el año 2000 comenzó a trabajar con el grupo Agropecuaria de Navarra (AN) con su integración total en 2013. Además de dar valor a los productos que salen de las fincas, mantiene algunos puestos de trabajo que buena falta hacen por estas zonas que ven como su población va mermando poco a poco con un goteo incesante.

De gran ayuda para el municipio ha sido la modernización del regadío que ha ayudado a la incorporación de jóvenes agricultores. Un factor importante en la más que famosa lucha contra la despoblación y, fruto de ello, es que el municipio mantiene el censo por encima de las 200 personas. Con todo ello, el Ayuntamiento se esfuerza por mantener los servicios para que sus vecinos tengan un nivel de vida digno. Ambas poblaciones cuentan con su consultorio médico, zonas deportivas y de recreo, tanto para gusto de mayores como de pequeños para que tengan la oportunidad de disfrutar de ellos en el municipio sin tener que ir a otro lugar.

Recorrer las calles es adentrarse en el paraíso de la tranquilidad, la paz y el sosiego para aquellos acostumbrados al bullicio de la gran ciudad. Aquí el tiempo transcurre lento, sin prisas, apto para disfrutar cada instante, cada paisaje, el transcurrir de los riachuelos, observar las cigüeñas en sus nidos, los niños jugando en la calle...Cualquier época del año es buena para hacer una escapada. Aquí nadie se va a encontrar grandes patrimonios artísticos, aunque cada iglesia esconde tesoros por descubrir.

El Páramo y como tal San Pedro Bercianos y La Mata guardan un secreto que los vecinos no aprecian todo lo que merece por estar acostumbrados a verlo a diario y los foráneos aún no conocen. Cuando se pone el sol sólo hay que mirar al oeste para ver como el Astro Rey va escondiéndose en el horizonte proporcionando unos atardeceres impresionantes, unas veces grises por estar rodeados de nubes y otras, las más bellas, rojizos en mil tonos cálidos. Y cuando ya entra la noche, especialmente en invierno, hay que salir a la calle y alzar la vista al cielo donde las estrellas son un espectáculo incomparable.

Cuando llega el verano los pueblos cambian absolutamente su fisonomía. Especialmente durante julio y agosto, las calles en invierno silenciosas se tornan animadas y bulliciosas dado que su población crece con la llegada de los veraneantes, la mayoría hijos del pueblo. Mención especial merecen las fiestas, tanto San Pedro que rinde honores al santo con su nombre el 28 de junio y a Cristo Rey el último fin de semana de octubre; mientras que la La Mata rinde honores a San Juan Evangelista el 27 de diciembre; que volverán a celebrar cuando la pandemia lo permita.

San Pedro Bercianos
Comentarios