domingo. 02.10.2022

El saxo electrónico más mini del mercado

Pesa 300 gramos, tiene el tamaño de una botella de agua y cuesta 499 euros. Sus teclas son como las de un instrumento original, está presente en medio mundo y tiene sello español
Ramón Mañas posa con el saxo, que se puede tocar con boquilla convencional. ANA ESCOBAR

Apenas pesa 300 gramos y tiene el tamaño de una botella pequeña de agua, sus teclas son como las del instrumento original y puede usarse con una boquilla convencional y con auriculares: es el Travel Sax, el saxofón electrónico más pequeño del mercado, con sello español y ya presente en medio mundo.

Es una creación de la empresa emergentes Odisei Music, con sede en Barcelona pero actualmente en un programa de la aceleradora valenciana Lanzadera y que tras su nacimiento, hace dos años, ya ha vendido su instrumento electrónico mini en más de 45 países, como cuenta su impulsor, Ramón Mañas.

La frustración que sintió de no poder practicar el saxofón todo lo que quería porque sonaba fatal en sus manos y molestaba a compañeros de piso, vecinos y amigos hizo que Mañas se propusiera hallar una solución para «practicar a todas horas, donde quisiera y sin molestar a nadie».

Así nació hace cinco años el germen de lo que hoy es una realidad en Odisei Music, una aventura de unos veinteañeros —alguno incluso menor— que junto a Mañas integran su socio y responsable técnico, Guillem Magdaleno; Jaume Batllori, responsable de operaciones; Arnau Marzabal, desarrollador; y Camilo Rodríguez, que ayuda en el montaje y ensamblaje. «Soy ingeniero y sabía que podía hacerlo. Contacté con Guillem y empezó siendo mi profesor de programación porque el diseño lo tenía claro pero no la parte más electrónica y de programación, que no era mi fuerte», relata; cuando tras varios meses vio que «no» era lo suyo, le propuso asociarse y dar vida al proyecto. «Odisei Music nace hace dos años con el objetivo de fabricar el saxofón electrónico más ligero y pequeño del mercado y lo hemos conseguido», valora Mañas, que cuenta lo que supuso alumbrar el producto en plena pandemia.

Entre abril y mayo empezaron las ventas y ya han vendido en 45 países, especialmente en Europa, aunque también han llegado a Estados Unidos, Japón y Canadá y hay interés en países de Latinoamérica como México, Bolivia, Argentina y Paraguay. Vale 499 euros. y se vende a través de la pagina web.

El saxo electrónico más mini del mercado
Comentarios