domingo 26/9/21

Sesenta años tomando el pulso al campo

La Feria nació en el año 1961 como una exposición de cestos para la vendimia

Corría un año 1961 cuando en al entonces denominada Plaza del Mercado, según cuentan las crónicas de los periódicos de la época, el ciclo festivo en honor a la Virgen de la Guía de Santa María del Páramo incluyó una pequeña Feria principalmente de cestos para la vendimia, dado que en el mes de septiembre comienzan los preparativos para la recogida de la uva, un cultivo bastante abundante en la zona en aquella lejana década de los sesenta. También hubo carros con pimientos llegados desde la ribera del Órbigo que se concentraron en la plaza Mayor.

Los tiempos han ido cambiando. Y mucho. Apenas queda ya rastro en la comarca de aquellos viñedos. Con la llegada del agua del pantano de Barrios de Luna el regadío se convirtió en dueño y señor y los campos entonces yermos hoy son productivos vergeles. La remolacha, las patatas y las alubias tuvieron sus décadas de esplendor. Y aunque aún hoy estos cultivos se mantienen, con la modernización de los regadíos en este siglo XXI el maíz inunda fincas y parcelas. Tecnología punta al servicio del campo más avanzado del mundo.

La feria no ha sido ajena a todos estos cambios y ha sabido adaptarse a cada momento. De aquellos cestos se fue pasando a los primeros tractores y su maquinaria, a los sistemas de riego, en fin... a lo que el agricultor ha venido demandando en cada momento.

También ha sido muchas las ubicaciones que ha muestra ha tenido en su ya larga historia. De la denominada en su momento plaza del Mercado y otras localizaciones, fue pasando por distintos puntos de la localidad hasta que en las últimas décadas se asentó en el Prado de Abajo, un espacio excepcional abierto que se integra perfectamente en el casco urbano, apenas a cinco minutos andando de la plaza Mayor.

La Feria Multisectorial y Agroalimentaria, pues, hoy goza de buena salud y, por la calidad y la cantidad de sus expositores, está considerada un de las más importantes de Castilla y León.

La muestra celebra este año su edición número sesenta (sólo se suspendió la del 2020) y por ello el Ayuntamiento inaugurará una escultura conmemorativa, obra del artista local David Cuadrado.

Sesenta años tomando el pulso al campo
Comentarios